José Ángel Yanci vuelve a Biteri con obras más sutiles y con menos color

José Ángel Yanci junto a una de las obras de mayor tamaño de su exposición. / MARÍA

El artista hernaniarra, que vive en Aiete desde hace años, expone hasta mañana sus pinturas de los últimos dos años

MARÍA CORTÉS DVHERNANI@GMAIL.COM HERNANI.

Las obras de José Ángel Yanci se pueden ver en Biteri hasta mañana. Un mes más, la sala de muestras de la Casa de Cultura acoge el trabajo de un artista hernaniarra, afincado desde hace años en Donostia. «Es allí donde trabajo e intento hacer obras no muy grandes, por el tema de espacio. Si quiero hacer alguna de mayor tamaño, lo hago en varias piezas». Algunas de éstas son las que decoran Biteri estos días, «en definitiva, es la obra de mis dos últimos años. Expuse en 2015 y ahora llego con nuevas creaciones», detallaba Yanci.

Aunque no es su primera visita a Biteri, «vengo con un trabajo distinto al de hace dos años. Se empieza a notar un cambio en mis obras. Antes había mucho más color y ahora lo voy abandonando y hay otro interés, otras historias... Siempre he trabajado con una base poética de algún autor concreto, pero esta vez no. Dejo una etapa y empiezo en otra. Son unas obras de tránsito: de una pintura con más color y materia, a una más sútil y menos llamativa...». Y como aseguraba el propio Yanci, «parece que a la gente le está gustando más esta nueva etapa, con menos color, así que me ayuda a saber por dónde tirar. Al final haces lo que quieres, pero si además a la gente le gusta, pues mejor».

Sin hilo conductor ni tema común, el propio Yanci detallaba que «sí es cierto que he vuelto a las manchas. En un comienzo trabajé mucho las manchas, luego me interesó más el color y me puse como loco a pintar con color porque me decían que pintaba muy oscuro e intenté demostrar que sabía utilizar colores. Ahora, otra vez he vuelto al origen. Me gustan las machas, la pintura oriental clásica y esos temas tan orientales del significado del vacio y el lleno». Aunque Biteri acoge menos obras que en la exposición anterior de este artista, «el tamaño sí es mayor que la vez anterior, aunque intento no hacer piezas muy grandes por el tema de espacio».

Su trayectoria comenzó hace muchos años cuando empezó en el estudio de Julián Ugarte y a lo largo de los años ha realizado muchos cursos como el de grabado con Baroja Colet en Deba, serigrafía en Arteleku... «es difícil vivir de ello, pero se intenta compaginar lo que empezó como hobby con lo que puede ser profesión. Al final, encuentras un trabajo para vivir y luego desarrollas ésto, que es lo que te gusta y le da sentido a tu vida», comenta el hernaniarra.

Fotos

Vídeos