Menuda mañana la de ayer. Las ocho de la mañana y el municipio contaba ya con un ambiente escepcional debido a la nevada que había caído durante la noche. Niños y mayores salieron a la calle guantes y trineo en mano y disfrutaron de lo lindo.

Aunque se había anunciado el día anterior, la realidad es que a muchos les sorprendió. La nevada fue intensa y las primeras horas del día se vieron claramente alteradas. Los servicios de bus con Donostia, el autobús urbano o el tren vieron cortado su servicio y transitar en vehículo se hacía especialmente difícil ante la presencia primero de la nieve y luego del hielo. Ello provocó que muchos no se pudieran acercar a sus centros de trabajo y que los centros educativos registraran una baja asistencia de alumnos.

Los chavales trasladaron su zona de recreo a otras áreas, como el parque Ave María, que sobre las 10.00 de la mañana se había convertido en todo un parque temático. Mientras tanto, a algunos les costó un trabajo de lo lindo intentando que carreteras y aceras regrasaran a la normalidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos