La cruz de Lampedusa estará esta tarde, a las siete, en la Parroquia

Este símbolo con el que la iglesia quiere «alzar la voz contra el drama de refugiados e inmigrantes» está recorriendo Gipuzkoa

JUAN F. MANJARRÉS HERNANI.

La cruz de Lampedusa, símbolo con el que la Iglesia alza su voz «contra el drama de los refugiados y los inmigrantes», durante estas semanas está recorriendo la diócesis de Gipuzkoa, llevando a pueblos, parroquias, colegios y diversos centros de Cáritas su mensaje de solidaridad.

Llegó al territorio a principios de marzo y durante estas semanas, hasta el domingo de Ramos, 25 de marzo, estará en municipios, barrios y parroquias y centros escolares. En el caso de Hernani, lo hará esta tarde, a las 19.00 horas, en la parroquia San Juan Bautista.

Del extenso programa de visitas y actos que se están llevando a cabo, el pasado domingo la cruz estuvo presente durante la celebración de las '24 Horas con el Señor'. Y también estará en el acto que se llevará a cabo en la parroquia de San Ignacio de Gros, en San Sebastián, el día 17. «A la misa vespertina, que será retransmitida por EITB al día siguiente, acudirán alumnos de diversos centros educativos de Gipuzkoa, ataviados con tambores que harán sonar antes y después de la eucaristía y así mismo se hará lectura de un manifiesto de denuncia por la tragedia de los inmigrantes en el mar», explican los responsables, añadiendo que «el día 22 la Cruz de Lampedusa estará en Azpeitia. Visitará la parroquia y el santuario de Loyola, donde se llevará a cabo un Vía Crucis. Pero sin duda, el acto central de este calendario será la subida de Aránzazu que encabezará la cruz de Lampedusa, el 24 de marzo. Al día siguiente, Domingo de Ramos, estará en la Catedral El Buen Pastor, donde se le hará un acto de despedida».

Volviendo al presente, lo dicho, en la jornada de hoy, a las 9.00 horas, la cruz estará en Errenteria, en la parroquia Guadalupe, y por la tarde, a las 19.00 horas, en la parroquia San Juan de Hernani. Ya a las 22.00 horas, en Cáritas de Donostia.

Historia

El 8 de julio del 2013, a poco más de tres meses del inicio de su pontificado, el Papa Francisco realizó su primer viaje apostólico escogiendo para ello la isla de Lampedusa. «El Papa celebró la Santa Misa en un altar construido sobre un cayuco naufragado, teniendo ante sus ojos un mar Mediterráneo camino de convertirse en un cementerio de personas. El 3 de octubre, de ese mismo año, se produjo un nuevo y terrible naufragio frente a las costas de Lampedusa. Los fallecidos en esta ocasión fueron más de 360. El Papa clamó de nuevo ante el mundo, «¡Vergüenza! Sólo me viene la palabra vergüenza; es una vergüenza».

En este contexto, un artista llamado Franco Tuccio, que había sido el encargado de diseñar el báculo del Papa Francisco para la Misa que presidió aquel 8 de julio, construyó la que ahora conocemos como Cruz de Lampedusa. Ésta tiene 2,8 metros de largo y 1,5 metros de ancho y está construida con los restos de barcas naufragadas en la isla italiana de Lampedusa.

La cruz fue llevada a Roma para ser bendecida por el Papa, y éste sugirió que se convirtiese en una cruz peregrina con el objetivo de transmitir un mensaje de solidaridad a todo el mundo. Desde entonces ha viajado a innumerables puntos, llevando un mensaje de paz y solidaridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos