El Consistorio se suma a la campaña de personas con baja visión

Gereñu, Intxauspe y González, en la presentación en Biteri. / MARÍA

Identificarán sus dependencias municipales con diversos distintivos como lugares integradores e inclusivos

MARÍA CORTÉS DVHERNANI@GMAIL.COM HERNANI.

El Ayuntamiento de Hernani, con motivo del Día Mundial de la Visión, que se celebra este jueves, y con el objetivo de apoyar a Begisare, la Asociación de Afectados por la Retinosis Pigmentaria de Gipuzkoa, se suma a la campaña que dicha agrupación impulsa para sensibilizar sobre la baja visión y las dificultades que tienen en el día a día las personas que la padecen.

Luis Intxauspe, alcalde del municipio, explicó ayer que «colocaremos adhesivos, cartelería y folletos en la Casa de Cultura, Ayuntamiento, Polideportivo, Hogar del Jubilado y centros de servicios sociales para que, por un lado, las personas con visión baja sepan que las tenemos en cuenta, y por otro, para que los que tenemos 'buena visión', seamos conscientes y conozcamos las realidades de otras personas».

Desde la propia asociación de Begisare, Amaia Gereñu explicó en primera persona «como persona que sufre problemas de visión», que «muchas veces nos sentimos incomprendidos y la gente en general no entiende lo que pasa. La baja visión es la condición que padece una persona con una reducción importante de su visión, que no mejora utilizando la corrección óptica adecuada ni con tratamiento farmacológico o cirugía, y que por ello sufre una incapacidad para realizar tareas de la vida cotidiana. Algunas de las enfermedades que causan baja visión son la degeneración macular, retinosis pigmentaria, aniridia, cicatrices en la córnea, retinopatía diabética, glaucoma o problemas con el nervio óptico, cuyos síntomas se presentan en forma de visión borrosa generalizada, pérdida de la visión central, de la visión periférica o de una parte del campo visual». En datos, «a nivel estatal 980.000 personas tienen una discapacidad visual, de las que 60.000 padecen ceguera y el resto, 920.000 personas, el 2,1% de la población, sufren baja visión. Por eso, que una persona utilice bastón blanco o tenga perro guía, no significa que no pueda utilizar el móvil o leer un cartel».

Para facilitar el entendimiento y mejorar la interacción social, Begisare se propuso hace 4 años idear algún sistema que hiciera visibles a las personas con esta dificultad, que las identificara como personas con baja visión. Así nació el distintivo 'Tengo Baja Visión', en forma de chapa y brazalete, con la representación de un ojo verde y la frase autoexplicativa en primera persona 'Tengo Baja Visión'. «Es un proyecto sin ánimo de lucro que pretende aglutinar a todos los colectivos relacionados con la baja visión a nivel estatal (pacientes y especialistas) para trabajar conjuntamente en su difusión y lograr así que las personas con baja visión puedan ser fácilmente identificables», informaron.

Según señalaron desde la asociación, «algunas personas piensan que esa identificación es exponer a las personas que sufren estos problemas. Pero nosotros pensamos que precisamente identificarlos es mejorar y hacer más llevadero el día a día. Es una manera de aclarar que tienen un resto de visión útil, pero que necesitan ayuda en algunos ámbitos. Muchas veces no es solo ver mal, sino lo que psicológicamente afecta darse cuenta de que se pierde visión. Por eso, al identificarnos nos da tranquilidad, alivia la carga psicológica», comentaba Gereñu.

Por otro lado, mañana miércoles, a las 19.00 horas, habrá en Biteri una charla abierta a todo el mundo sobre 'La retinosis pigmentaria, la baja visión y el distintivo '.

Fotos

Vídeos