Diario Vasco

Ganbo Iturri continúa desarrollando su programa Elkarbizi

Hace tres años que la Asociación Ganbo Iturri puso en marcha el programa Elkarbizi, con el objetivo de «aportar para mejorar la convivencia socio-política en el ámbito de la comarca Buruntzaldea». En su primer año de trabajo, organizaron cursos y jornadas orientadas a la convivencia. Y el programa que actualmente están desarrollando busca presentar modelos constructivos, «sin olvidar que exponer el daño que la violencia ha acarreado a los vascos también debe ayudar a reconstruir y que sirve para consolidar un suelo ético para convivir», detallan desde Ganbo Iturri.

En 2016 pusieron en marcha también un amplio programa de formación para la convivencia socio-política. «En este marco, abordamos un total de 8 cursos que se realizaron en los diferentes municipios de la comarca. Hemos analizado el valor de la memoria y la historia a la hora de recoger y transmitir los relatos de la violencia ilegítima que hemos sufrido. Nos hemos acercado al papel que la justicia y los medios de comunicación pueden desempeñar en la mejora de la convivencia. Como temas de análisis, siguieron los siguientes: el enfoque que la literatura vasca ha dado al conflicto violento, el arte para la memoria, la autocrítica en la producción audiovisual y los desarmes que necesitamos abordar para poder vivir juntos, libres y seguros. Finalizamos el año pasado acercándonos al modelo humanista del lehendakari Agirre», explican los responsables.

Para este año

Este año, comenzaron el pasado mes de marzo examinando la aportación de otro referente del humanismo vasco, José María Arizmendiarrieta, entendiendo que su obra puede inspirar a la hora de buscar una vía eficaz para afianzar la convivencia. Según Gambo Iturri, «queremos mostrar asimismo la memoria integral del tormento. Conocer la cruel realidad de las torturas y abusos que han cometido responsables policiales. También el grave daño creado por el impuesto revolucionario. Las dos son formas de infligir sufrimiento que se han aplicado sobre un gran número de personas. Son modalidades de una misma técnica, consistente en atormentar personas para conseguir lo que no podría lograrse de otra manera. Como lo es también la violencia de persecución, desarrollada a partir de la campaña de 'socialización del sufrimiento' puesta en marcha en los años 90».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate