Diario Vasco

El proyecto 'Urretxindorra' llega por primera vez a Hernani

Actuación musical en la presentación del proyecto en Biteri.
Actuación musical en la presentación del proyecto en Biteri. / JUANFER
  • Se centra en la búsqueda de apoyos para niños inmigrantes que atraviesan una situación complicada

Por primera vez el proyecto 'Ruiseñor-Urretxindorra' ha llegado a Hernani. Vinculado a Amher y SOS Racismo,es un proyecto de mentoría para preadolescentes en riesgo de exclusión, que facilita el encuentro entre estudiantes universitarios y niños y niñas escolarizados.

En una reunión celebrada en Biteri pudieron conocer qué jóvenes y familias se vinculaban durante el presente curso. En una cita que contó con música en directo, Iván, un padre que ya conoce cómo se desarrolla esta experiencia, animó a las familias a participar. «Yo, lo cierto, es que al principio tenía muchas dudas ya que era algo desconocido para mí. Pero lo cierto es que la experiencia con David ha sido muy positiva. Cuando comenzamos era muy tímido y hemos podido ver cómo se ha ido abriendo poco a poco. Es muy gratificante».

También se dio cita en este inicio de curso el concejal delegado de Servicios Sociales, Xabi Lertxundi, que quiso agradecer a Amher y Sos Racismo que hayan traído esta experiencia a Hernani. «Quiero que sepáis que tenéis las puertas abiertas del Ayuntamiento para lo que queráis», se dirigió a un público formado principalmente por personas inmigrantes. «Sabemos que vivís una situación difícil, sobre todo ante lo desconocido, cuando llegáis aquí».

Lertxundi pidió a los mentores y a los jóvenes que aprovechen al 100% este programa para vivir una estrecha relación entre ellos. «Hernani es el municipio donde más personas han participado recientemente en la iniciativa Bizilagunak. Es un municipio que recibió a muchas personas de otros orígenes en los años 60 y por ello está acostumbrado a acoger a gente que llega desde fuera. Os quiero animar a que os acerquéis a nuestra lengua, el euskera, ya que os abrirá puertas en el futuro», finalizó.

Desde 2014

Desarrollado a partir del curso 2014-2015, basándose en la experiencia del Proyecto Rossignol de la Fundación Servei Solidari en Catalunya, el proyecto lleva el nombre de un pájaro que canta maravillosamente cuando se encuentra feliz y seguro.

Cada mentor (estudiante universitario en muchos casos) acompaña semanalmente y de forma voluntaria durante un curso escolar a un niño o a un joven en riesgo de exclusión, principalmente de origen migrante y escolarizado de entre 10 y 14 años, para que conozca diferentes espacios de la ciudad, lugares de ocio, de diversión, ámbitos de producción cultural, deporte, y realizar diferentes actividades juntos.

Todo ello se hace con la pretensión de colaborar en el proceso de desarrollo personal e inclusión social de estos menores, que presentan diferentes tipos de dificultades en su proceso de adaptación a la sociedad de acogida. La idea detrás del concepto de mentoría es que, gracias a la relación personal, de confianza y la creación de un vínculo, el mentor se convierta para el mentorado en un modelo positivo y en un referente. Esto ayuda a desarrollar y reforzar la confianza personal y social del niño, su autoestima y sus competencias personales, funcionales y sociales. Todo esto repercutirá positivamente en la vida privada, social y escolar del mentorado y, gracias a que el mentor es un estudiante universitario, abre la posibilidad a que el niño, cuando llegue el momento, opte por acceder a la Universidad.

El concepto de mentoría se basa en la idea de mutua aportación, por lo que los beneficios no son solo para los mentorados sino que el proyecto representa una oportunidad de aprendizaje también para los mentores de desarrollar competencias personales, comunicativas e interculturales, y de conocer realidades diferentes, distintas condiciones y estilos de vida de sus mentorados y meterse en juego a la hora de participar en el desarrollo personal y social de estos niños.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate