Diario Vasco

278 participantes en Bizilagunak

El encuentro de todas las familias en la plaza de los Gudaris antes de ir a comer a las respectivas casas.
El encuentro de todas las familias en la plaza de los Gudaris antes de ir a comer a las respectivas casas.
  • Dentro de esta cifra destaca la participación de unos 60 jóvenes, que se reunieron en un total de ocho comidas

El pasado domingo tuvo lugar una nueva edición de Bizilagunak, que no es otra cosa que comidas en las que se reúnen familias inmigrantes y autóctonas, que año tras año cuenta con una muy buena respuesta en la localidad. En Hernani se realizaron 29 comidas de familias más otras 8 de jóvenes. Por lo tanto, fueron 218 participantes como familias, a lo que hay que sumar los 8 grupo de jóvenes, con aproximadamente 60 personas en ellas. Un total, por tanto, de 278 participantes.

Las nacionalidades de los participantes un año más en esta iniciativa es muy variada: Sáhara, Nicaragua, Marruecos, Colombia, Nigeria, Senegal, Guinea Conakri, República Dominicana, Perú, Ecuador Venezuela, Argentina, Chile, Uzbekistán, Bolivia, Mongolia y Euskadi.

Desde Amher, promotor de la iniciativa en el municipio, resaltan la alta implicación de las familias autóctonas de Hernani y la importancia que cada año ha ido ganando esta iniciativa entre los jóvenes de Hernani.

También desde Amher se ha coordinado este año la participación en Andoain, aumentado su influencia en la comarca de Buruntzaldea. En la localidad cercana se produjeron cuatro comidas, con ocho 8 familias participando, con nacionalidades de Sáhara, Marruecos y Honduras.

Bizilagunak es una práctica desarrollada a iniciativa de SOS Racismo, en Hernani de la mano de Amher, consistente en compartir mesa y mantel por parte de dos familias, una autóctona y otra de procedencia extranjera.

El objetivo perseguido con esta acción es la de posibilitar y ayudar al conocimiento mutuo, la de establecer y fortalecer las relaciones entre ambas familias como modo o forma de superar e impedir la aparición, la xenofobia y racismo. Los participantes disfrutan de esta experiencia y así lo expresa uno de ellos, «la iniciativa ha sido muy gratificante para todos y cada uno de los que hemos participado. Para la familia autóctona era la primera vez que tomaba parte en esta iniciativa y creo que la segunda para la familia inmigrante. Desde el primer momento del encuentro todo ha sido muy fácil, muy cercano y con muchísima ilusión por parte de todos, por conocernos y pasar un buen momento. Ha sido un placer ver cómo hemos conectado desde el principio. Muy buena predisposición por parte de todos, ha sido una comida muy agradable. En ningún momento ha sido necesaria la intervención de la dinamizadora. Todos hemos disfrutado mucho del encuentro y se ha creado un vínculo muy cercano».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate