Diario Vasco

Servicio de intermediación entre los locales de los jóvenes y los vecinos

Jóvenes participando en un encuentro en Biteri dentro del proceso Hernani Gaztetu.
Jóvenes participando en un encuentro en Biteri dentro del proceso Hernani Gaztetu.
  • Se ha creado un registro donde poder inscribirlos para que en caso de conflicto se puedan buscar soluciones dialogadas antes de sancionar

Nuevo servicio el que pone en marcha el Ayuntamiento de la localidad con la intención de buscar soluciones a los posibles conflictos que se puedan dar entre los usuarios de los locales de jóvenes, los propietarios de los mismos y los vecinos de las viviendas cercanas al propio local. «Al fin y al cabo consiste en buscar una vía de solución entre el derecho de los jóvenes a reunirse y pasarlo bien y el descanso de los vecinos», afirman la técnico de Juventud, Beatriz Mena, y la concejal responsable del área, Garazi Etxarri.

Tras el recuento realizado en 2013 eran 20 los locales que estaban siendo utilizados por los jóvenes para su tiempo de ocio. Como es sabido, en algunas ocasiones pueden surgir problemas entre los chavales y los vecinos o los dueños de los propios locales. Por ello, se crea un servicio de intermediación, que ha salido del proceso Hernani Gaztetu que ha estado en marcha en la localidad. Una de las novedades que trae la nueva situación es la posibilidad de que los jóvenes registren el local alquilado, debiendo presentar para ello en el Ayuntamiento únicamente el contrato firmado. Con ello van a poder acceder a un servicio de mediación que de otra manera no será aplicable para ellos. Es decir, es la ventaja que les ofrece el estar en este registro, ya que de otra manera se aplicaría la ordenanza correspondiente de manera directa, con la sanción que conlleve. El servicio de mediación contará con la participación de los técnicos municipales que toquen ese área y las partes interesadas para intentar llegar a un acuerdo, antes de que se pueda aplicar cualquier medida sancionadora. Hay que tener en cuenta que los departamentos municipales en los que pueden tener repercusión estos locales son los de juventud, medio ambiente (por el tema de residuos) y protección civil.

El registrar el local como uso para los jóvenes también permite que los responsables municipales pueden controlar el estado del local, en aspectos relacionados principalmente con la seguridad. «De hecho, ya se está controlando que no se encuentran en lugares inadecuados, como trasteros, ya que puede ser peligroso en caso de incendios o también para la salubridad de los propios jóvenes al no tener suficiente aireación», indica Marijo García, de Protección Civil.

Para el desarrollo de este nuevo servicio se han editado unos carteles que se colocarán en los locales de los jóvenes y también unas guías para que puedan informarse los adultos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate