Diario Vasco

El nuevo mapa de ruidos plantea barreras acústicas para la A-15

La subida de la calle Aristizabal es uno de los focos de ruido por el tráfico.
La subida de la calle Aristizabal es uno de los focos de ruido por el tráfico. / JUANFER
  • El documento se encuentra en exposición pública, pudiendo la ciudadanía plantear alegaciones

Hernani cuenta con un nuevo mapa de ruidos elaborado desde el Ayuntamiento en los tres últimos meses y dentro del mismo se han establecido cuáles son los principales focos que en este apartado afectan a la localidad. El municipio contaba con un mapa de ruido que había quedado obsoleto, del periodo 2002-2006, y ante los cambios sufridos en la localidad se ha decido acometer uno nuevo, además de la obligatoriedad establecida desde el Gobierno Vasco de que los municipios con más de 10.000 habitantes deben contar con un mapa de ruido actualizado antes de 2017.

Se han localidad en el estudio cuatro sectores en los que el ruido puede afectar a la ciudadanía. Por un lado se encuentra el que viene marcado por el tráfico de vehículos de motor. Dentro de este apartado se ha dividido entre el sonido que se genera en las dos autopistas que pasan por Hernani y el tráfico interior. En el primero de los casos la propuesta que hace el estudio, y que habrá que gestionar con la Diputación, es la de colocar barreras acústicas en la A-15 en diversos puntos: El meandro de Akarregi, Karabel, Zikuñaga y Elizatxo. En lo que se refiere al tráfico interno de vehículos a motor, los puntos negros en cuanto al ruido se refiere son el barrio Zikuñaga con el paso de la GI 3410, la rotonda de Zinkoenea, la zona del ambulatorio con la subida por la calle Aristizabal y las salidas de algunos centros educativos, como es el caso de Langile en Marieluts y Urumea e Inmaculada en la zona de Sandiusterri.

En el caso del ruido que genera el tren, se hace una media y no momentos puntuales. Esa media no supera el nivel máximo establecido. De todos modos, si se plantea el hacer un seguimiento a la próxima puesta en marcha del TAV, sobre todo en la zona de Osiñaga.

Los polígonos industriales donde hay que hacer un especial seguimiento es en aquellas donde la zona residencial se encuentra cerca, por lo que se trata de los casos de Osiñaga (Polígono Eziago), Ereñotzu (Polígono Lastaola) y Epele.

Tanto en el caso del tráfico como del tren y la industria, se ha hecho una medición del ruido dividiendo en tres partes la jornada: día, tarde y noche.

El Ayuntamiento tiene abierto el periodo de exposición pública del documento hasta el 20 de noviembre, plazo dentro del cual se pueden presentar aportaciones y alegaciones. Se encuentra en el departamento de Urbanismo y Medio Ambiente y también colgado en la web municipal.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate