El grupo de gobierno afirma que el Presupuesto apuesta por Educación

Instante del Pleno que aprobó el Presupuesto. /  JUANFER
Instante del Pleno que aprobó el Presupuesto. / JUANFER

También destaca la partida para construir un ascensor que una Arrobitxulo con la Ikastola

JUAN F. MANJARRÉS ASTIGARRAGA.

El equipo de gobierno de Astigarraga ha aprobado inicialmente el Presupuesto de este año en la sesión plenaria celebrada el martes 9 de enero en el salón de plenos municipal con el apoyo favorable del PSE-EE.

En el año 2018 el equipo de gobierno quiere impulsar, por un lado, el área de Igualdad, Convivencia y Participación. El gobierno jeltzale considera «transversal» este área y que, por tanto, merece una atención especial tanto dentro del Ayuntamiento como de cara a los vecinos del municipio.

Por otro lado, «también se reforzará el sector del turismo, comercio y empleo». Se quiere «fomentar el comercio dentro de nuestro pueblo y mejorar las condiciones de empleo» para las personas que se encuentren en situaciones de mayor vulnerabilidad laboral. Para ambas áreas se contratarán dos trabajadores con una dedicación de media jornada, además de otra persona con la misma dedicación en la Biblioteca.

Según afirman tras la aprobación del Presupuesto, uno de los retos del 2018 será Educación. Una vez liquidado el Presupuesto de 2017 se incorporarán en torno a tresd millones de euros al Presupuesto de este año. Dicho remanente está reservado para destinarlo a los proyectos de la Guardería y ampliación de la Ikastola. «También se pondrá a disposición del Gobierno Vasco el solar para la DBH», afirman.

La movilidad también es uno de los temas por los que indican que más fuerte ha apostado el gobierno jeltzale esta legislatura. Así, este año se desarrollará el Plan de Movilidad, para conocer más en profundidad las necesidades de los astigartarras. «Al Presupuesto también se han incorporado partidas para llevar a la práctica el Mapa Morea, el diagnóstico de urbanismo inclusivo que se ha desarrollado durante el 2017», subrayan.

Otra de las inversiones más ambiciosas de 2018 será conectar el barrio de Arrobitxulo con el área del Polideportivo e Ikastola, a través de un ascensor público, para mejorar la accesibilidad de la zona.

En cuanto a obras, se ha reservado una partida de 210.000 euros al asfaltado de la calle Galtzaur, muy dañada por el tránsito del autobús y también se reurbanizará la plaza de Ergobia.

Además, a petición de la oposición, también se ha incorporado al Presupuesto municipal el proyecto de ejecución de la Sagardoetxea y la remodelación de la plaza Pentágono.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos