El gran día de la manzana en Foru Plaza

Los asistentes pudieron ver el proceso de elaboración del mosto. / MARÍA

Este año las familias astigartarras pudieron participar en el proceso de elaboración del mosto. Cientos de personas disfrutaron ayer del soleado domingo en una edición más de la Sagar Uzta

MARÍA CORTÉS ASTIGARRAGA.

Que en la Sagar Uzta la manzana es la protagonista es un hecho indiscutible, pero que cada año este gran día de la manzana adquiere mayor relevancia y participación también es una realidad. Por eso, ayer muchísimas personas se acercaron hasta Foru Plaza para disfrutar de las actividades organizadas en torno a la manzana y la sidra. «Es un producto nuestro, de nuestras raíces, disfrutar de este día es sentir el pueblo, lo que somos», explicaban los organizadores.

Este año como novedad han sido las familias las encargadas del proceso de elaboración del mosto: con la recolección de manzanas con el kizki durante toda la mañana y posterior machacado en el lagar. Más de medio centenar de niños de la localidad y una docena de padres y madres se animaron con la tarea. Además, como informaron de Goldea elkartea, uno de los organizadores, «hemos podido realizar una estructura de madera que escenifica el 'tolare' de los caseríos, con su desván o granero. Así los vecinos y demás personas que se han acercado hoy a Astigarraga pueden ver cómo se trabajaba antiguamente».

En total participaron 13 sidrerías de la zona en la Sagar Uzta de ayer y además de dar a degustar sus sidras, algunas de ellas llevaron varias máquinas pequeñas para prensar y con sus propias manzanas dieron a probar el mosto.

Mucho más

Pero hubo mucho más en la jornada de ayer. Los más golosos no dejaron pasar la ocasión de participar en el concurso de postres, hubo una muestra con más de 40 variedades de manzanas, entre ellas la Pelestiña, Txalaka, Mantoni, Patsolua, Goikoetxea, Merabi... así como productos de caserío o venta de cestos. «Trabajamos con castaños jóvenes, los cocemos a fuego fuerte y luego se trabajan para hacer los cestos o demás objetos», explicaba el artesano.

Aprovechando al máximo el caluroso día, al mediodía, dantzaris de Astigar bailaron la Sagar Dantza y tuvo lugar la kirikoketa. Una vez finalizados los trabajos de recolección y prensado, y tras la txalaparta, organizadores, representantes municipales y de las sidrerías se acercaron al lagar para brindar con el primer mosto de la cosecha 2017.

Fotos

Vídeos