Diez profesores de Egape recibirán el reconocimiento 'Urnietar Prestu'

Imagen de los profesores que serán homenajeados en la jornada del próximo domingo. /
Imagen de los profesores que serán homenajeados en la jornada del próximo domingo.

Han contribuido a sacar adelante un proyecto educativo que ha cumplido medio siglo

JUAN F. MANJARRÉS URNIETA.

Este domingo, 1 de octubre, tendrá lugar la celebración de la Iñistor Jaia y, como es sabido, tras la comida popular y después de la actuación de los bertsolaris, se hará entrega del galardón 'Urnietar Prestu', con la imposición de la esclavina bordada y la entrega del diploma; todo ello sobre las cinco de la tarde en la carpa en la plaza Jakutegi.

En esta ocasión, la asamblea local de euskaltzales Iñistorra emitió su fallo en su junta celebrada el pasado mes de julio y se decidió que los urnietar prestu (urnietarras insignes) de este año sean los profesores, 10 en total, que desde que hace ahora 50 años se fundara la Ikastola Egape han realizado «un singular y continuado esfuerzo en sacar adelante y conformar el proyecto de dicho centro escolar», explican desde Iñistorra. Se ha de tener en cuenta que en 1967 era la ikastola Egape el único centro escolar que impartía enseñanza en euskera, ikastola creada por iniciativa de diversas familias del municipio, que, salvando innumerables obstáculos e impedimentos, careciendo de toda ayuda oficial, logró salir adelante gracias al esfuerzo de padres, activistas locales y, de manera muy especial, al de los profesores que durante aquellos primeros difíciles años y los siguientes llegaron a trabajar a la Ikastola.

Por ello, este año han querido homenajear con el premio Urnietar prestu 2017 a dichos docentes que realizaron esa callada labor durante años. En el grupo galardonado hay profesores que se hallaban en la Ikastola ya desde el minuto uno de su creación, pero también los hay más jóvenes, quienes entraron a formar parte del proyecto de la Ikastola más adelante. No obstante, todos ellos comparten una característica común: desde que iniciaran su trabajo en la Ikastola han demostrado una voluntad y esfuerzos notables para coadyuvar en que el proyecto del centro avanzara, y su comportamiento en ese sentido ha sido ejemplar: durante los primeros años todo estaba por hacer, había que crear la estructura de la Ikastola y sus vías de financiación, había que formar al profesorado, elaborar y diseñar el material pedagógico... Elaborar sí, dado que en euskera apenas existía material pedagógico y el que no se creaba en colaboración con el resto de ikastolas se debía crear en el mismo centro.

«Estos profesores precursores, además de su trabajo ordinario, debían atender a un sinfín de tareas y actividades, dado que tuvieron que trabajar codo con codo con las madres y padres de la ikastola para sacar el proyecto adelante. Por ejemplo, todas las actividades extraescolares se organizaban fuera de su jornada de trabajo: los disfraces de Carnaval, los preparativos de San Sebastián... Aún así, la tarea principal era recaudar fondos, dado que la ikastola vivía una situación económica muy difícil: bien se tratara de rifas, de la memorable tómbola que se instalaba en la plaza, de exhibiciones de bueyes y de otro tipo que se organizaban en la plaza, de recitales y actividades teatrales...», explican los responsables, destacando además que «la gestión del centro la realizaban progenitores y profesores conjuntamente; se reunían todos los lunes a las siete de la tarde para analizar el rumbo que encaraba el proyecto. Bien es sabido que con el transcurso de los años las cosas cambiaron, y también los problemas; los cambios fueron a veces a mejor, pero no siempre... Aún así, este colectivo de profesores mantuvo su apuesta en firme, condicionando durante muchos años su voluntad al proyecto de la ikastola. Por ello, la Ikastola Egape en sus recién cumplidos 50 años debe mucho a este grupo de profesores, dado que si no fuera por su esfuerzo hoy no conoceríamos la Ikastola Egape en Urnieta. Este grupo lo forman Arantxa Etxeberria, Maria Pilar Sarasola, Ixidro Elortza, Marijose Etxeberria, Agurtzane Garmendia, Inma Izagirre, Maite Barandiaran, Garbiñe Izeta, Maite Urretabizkaia y Antton Jauregi».

Ahora hace dos años, en 2015, recibió el premio Urnietar prestu 2015 Justo Egaña. A Egaña también le fue concedido, según explican desde Iñistorra, «en gran medida por su gran labor realizada en los primeros años de creación de la ikastola, por tratarse él de otro de los profesores pioneros, además de director».

Méritos

En definitiva, los méritos que ha considerado el tribunal han sido los siguientes: «la extraordinaria labor que, de forma gratuita y voluntaria, fuera de su jornada habitual de trabajo, realizaron durante las primeras décadas de existencia de la Ikastola Egape para conformar y substanciar el proyecto de la Ikastola, y por la responsabilidad que asumieron en todo momento encarando el futuro de la Ikastola; por haber inspirado en los alumnos que formaron, esa misma actitud responsable hacia la Ikastola, dándoles a entender que el futuro de nuestra lengua y nuestra cultura se hallaba en sus manos; por haber compartido con los progenitores de aquella época inicial de la Ikastola la gestión de la financiación, activando y recurriendo a todo tipo de vías de financiación; por haber colaborado en la promoción del movimiento popular en torno a la Ikastola, activándolo en adecuada medida con el que se estaba conformando a lo largo de todo el País Vasco, y por la notable labor que realizaron en el ámbito pedagógico».

Comida

Están a la venta los billetes para asistir a la comida de la Iñistor Jaia en la que se homenajeará a los profesores de la Ikastola. Se encuentran a la venta en la cafetería Guria, en el bar Kantoi y en la cafetería Bikain de la plaza, al precio de 25 euros los adultos y 16 euros los niños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos