Los Reyes Magos despiertan la ilusión

Llegada. Los reyes Magos saludan a los niños a su llegada a Goikoplaza camino al Ayuntamiento.
/FOTOS UNANUE
Llegada. Los reyes Magos saludan a los niños a su llegada a Goikoplaza camino al Ayuntamiento. / FOTOS UNANUE

La cabalgata pudo con la tímida lluvia y consiguió realizar el recorrido desde Zumea hasta Goikoplaza

MARIVI OLANO ANDOAIN.

Chubasqueros y paraguas fueron ayer el atuendo perfecto para recibir a los Reyes Magos de Oriente. En su visita anual, Melchor Gaspar y Baltasar cumplieron con la agenda prevista. Comenzaron a primera hora de la tarde visitando a los ancianos en la residencia San Juan Bautista para compartir con ellos momentos de ilusión y para entregarles los regalos. Seguidamente subieron hasta Goiburu para iniciar la bajada desde el monte acompañados por la comitiva real, integrada por más de 150 personas.

Aunque la lluvia asomó tímidamente, la cabalgata consiguió completar el recorrido previsto, desde Zumea hasta Goikoplaza. Los Reyes Magos, majestuosos sobre sus caballos, llegaban precedidos por sus pajes y escoltados por cientos de antorcheros que iluminaban con sus antorchas el trayecto por las calles de la localidad.

Los chavales esperaban pacientes para subir a los caballos de los Reyes, entregarles sus cartas en mano y sacarse la foto de rigor.

Llovieron caramelos para niños y adultos, los cientos de antorcheros que acompañaban a los Magos de Oriente repartieron tarjetas con la silueta de los Reyes para depositar junto a los zapatos en los que esta mañana habrán aparecido los regalos como por arte de magia y la txaranga Gora Kale Txiki puso la nota musical a la comitiva real. Un año más la magia de los Reyes Magos llegaba a Andoain.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos