La Pastoral de la Salud recoge el fruto de una «magnífica labor»

Olazabalen Bidea. Los hombres y mujeres de la Pastoral de la Salud, un ejemplo de solidaridad, generosidad y dedicación a los mayores y enfermos de Andoain.
/FOTOS UNANUE
Olazabalen Bidea. Los hombres y mujeres de la Pastoral de la Salud, un ejemplo de solidaridad, generosidad y dedicación a los mayores y enfermos de Andoain. / FOTOS UNANUE

Este grupo dedicado a atender a los mayores y enfermos ha recibido el premio de Cáritas 2017

MARIVI OLANO ANDOAIN.

La Pastoral de la Salud recibía el jueves por la tarde el premio 'Jose Mari Olazabalen Bidea' de manos de la presidenta de Cáritas Interparroquial de Andoain, Virginia Hernández, en reconocimiento a una «magnífica labor» que desde hace más de 40 años los hombres y mujeres de este grupo vienen realizando con los mayores. Acompañar a los enfermos, visitarles en su domicilio o en centros hospitalarios, apoyarles cuando más lo necesitan, ayudarles en las gestiones y trámites que necesitan realizar o alegrarles el día enviándoles una felicitación en su cumpleaños o en fechas tan señaladas como la Navidad son solo una pequeña parte de la labor solidaria, desinteresada y voluntaria que realiza la Pastoral de la Salud. En esta labor se incluyen también las visitas a los ancianos de la residencia San Juan Bautista, centro con el que colaboran en la organización de actividades de la Semana del Mayor, en la preparación de meriendas y chocolatadas o en el reparto de obsequios. También se involucran año tras año en el viaje de peregrinación a Lourdes con los enfermos. Como señalaba Cáritas a la hora de entregar el premio, la Pastoral de la Salud «son la alegría de nuestros abuelos».

La entrega de este galardón que otorga Cáritas Interparroquial se organizaba en el auditorio del centro Bastero. Fue un acto emotivo en el que hubo también reconocimiento con entrega de pergaminos a los vecinos que apostaron por construir una casa de acogida y talleres ocupacionales para personas en riesgo de exclusión social. Gente como el sacerdote Mikel Goenaga, fallecido en marzo de 2016, Luis Escudero, Rita Díaz, fallecida en 2010, y Lurdes Imaz. Hubo también un sentido homenaje a la voluntaria de Cáritas Mª Pilar Amenabar, fallecida hace un año, a quien se recordó con un video que esbozaba los detalles más sobresalientes de su vida. Desde su ingreso en la orden de las Mercedarias de Zumarraga a los 24 años de edad, a sus estudios de Enfermería o Filosofía, y su dedicación, entrega, empatía y amor hacia los más necesitados.

Conchi Elespe, de Cáritas Gipuzkoa, destacó la importancia que tiene la labor de los voluntarios y adelantó que la asociación busca una descentralización para apoyar y reforzar a los equipos parroquiales de los municipios. Elespe dio a conocer que la casa parroquial de Goikoplaza ha habilitado dos viviendas para acoger a familias en situaciones de vulnerabilidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos