Olloki y Etxeberria Hiru prepararon los mejores pintxos del concurso Modeus

Ane Etxeberria, con la txapela del premio popular y el coro joven de la Musika Eskola animando la tarde del sábado, en la que hubo feria de comercios en la plaza Juanita Alkain.

El programa 'Modan da Euskara' se cerraba el sábado con una feria de comercios y actuaciones musicales en Kale Nagusia El jurado profesional premió el pintxo Urdazki, del Olloki, y el jurado popular eligió el de Etxeberria Hiru

MARIVI OLANO ANDOAIN.

'Modan da Euskara', la iniciativa que organizaban Ayuntamiento, Salkin y diseñadores locales para fomentar el euskera a través de la moda, tuvo el sábado su última jornada con un programa repleto de actividades.

Por la mañana, el grupo de teatro Hortzmuga animaba la calle con una divertida propuesta teatral con la que cuatro ancianas indignadas consiguieron revolucionar a los vecinos. En Bastero hubo mesa redonda en torno a la moda y posibilidad de visitar la exposición sobre trajes vascos de los siglos XVI al XX. Y por la tarde, en la plaza Juanita Alkain y en Kale Nagusia, parte de los comerciantes sacaban sus negocios a la calle, instalándo su género en el interior de carpas en la plaza, mientras que otros, en su local comercial, alargaban su horario laboral hasta la noche.

Kale Nagusia fue escenario de la entrega de premios del concurso de pintxos Modeus que se incluía dentro del programa de actividades y en el que participaban los bares Txitibar, Amama Klaudia, Aterpe, Olloki, Hiru Jatetxea, Zeru, Danena y Aker Beltz.

El pintxo Uztarki, del bar Olloki, una creación de Marian María, fue elegido como mejor propuesta culinaria por el jurado gastronómico de expertos, integrado por siete cofrades de la Cofradía Vasca de Gastronomía. A lo largo de la semana pasada, los siete cofrades, divididos en dos grupos, fueron pasando por los bares que participaban en el concurso para probar los pintxos. Finalmente el sábado daban a conocer su decisión, otorgando el primer premio al pintxo Uztarki, del Olloki.

Marian María, autora del Uztarki, señalaba que se ideó un pintxo de temporada con una base de nido de setas y hongos con cebolla caramelizada sobre una crema de castañas, acompañado de mermelada de higos y salteado con crujientes de torrezno y un toque de orégano para darle el sabor del otoño. María añadía que la idea era crear «una mezcla de frío y caliente, de dulces y salados, en una combinación en la que todos los integrientes que hemos utilizado son naturales y de temporada». La ganadora del concurso se mostraba sorprendida. «No me lo esperaba aunque es verdad que hemos trabajado mucho para sacar este pintxo. Queremos mantenerlo unos días más para que puedan probarlo quienes todavía no lo conocen», indicaba.

El bar Etxeberria Hiru se hizo con el favor del público y ganó la txapela otorgada por el jurado popular con su propuesta, titulada Musaka Hiru. Ane Etxeberria fue la encargada de colocarse la txapela. El pintxo que presentaba al certamen llevaba berenjena, carne picada, queso, revuelto de ajo y perejil, champis y verduritas. Etxeberria recordaba que el año pasado ganaron también el premio del público en el certamen organizado por Salkin. El bar ganó además el concurso de pintxos organizado en los Santacruces de 2016. Las txapelas a las ganadoras eran entregadas por representantes de la Cofradía Vasca de Gastronomía y de la asociación de comerciantes y hosteleros Salkin.

Acordeones de Soinuak Musika Eskola y el coro joven de la Escuela de Música pusieron la nota musical en la tarde del sábado.

Por la noche, el dúo Mikel Urdangarin (violín) y Esti Sistiaga (piano) ofrecía un extraordinario concierto en el que sonaron bandas sonoras de películas así como música euskaldun.

Fotos

Vídeos