Las mujeres en Andoain también se plantan

Concentración. A  partir de las 11.00 de la mañana se concentraron las mujeres de Andoain en la plaza en una jornada de reivindicaciones feministas. /  FOTOS UNANUE
Concentración. A partir de las 11.00 de la mañana se concentraron las mujeres de Andoain en la plaza en una jornada de reivindicaciones feministas. / FOTOS UNANUE

MARIVI OLANO ANDOAIN.

Mujeres trabajadoras en ámbitos tan diversos como la política, la Administración Pública, la empresa privada, la educación o el sector servicios, jubiladas y pensionistas, amas de casa, estudiantes y mujeres en paro se dieron cita ayer en Goikoplaza para sumarse a parar el mundo en una jornada, el 8 de marzo, plagada de reivindicaciones feministas.

En la plaza se encontraron las mujeres que son representantes de la vida política municipal, con la alcaldesa al frente, profesoras y trabajadoras de centros escolares, mujeres que trabajan en el parque empresarial Martín Ugalde, funcionarias del Ayuntamiento y de la Escuela infantil Galardi y mujeres de la recientemente creada Asamblea Feminista de Andoain, junto a jóvenes estudiantes.

Hubo concentración y lectura de un manifiesto por parte de dos mujeres de la Asamblea Feminista para denunciar «el sistema capitalista, racista y heteropatriarcal que nos oprime y domina», un sistema que, señalaron, contribuye a la división sexual del trabajo, infravalora e invisibiliza los trabajos feminizados, favoreciendo la precariedad de la vida de las mujeres.

Desde la Asamblea Feminista se denunciaba la invisibilidad del trabajo doméstico y de cuidados, realizados muchas veces gratuitamente por las mujeres, lo que «obstaculiza nuestra independencia económica y dificulta la conciliación de nuestra vida personal, social y política».

Se denunciaron también las diversas formas de violencia que sufren las mujeres, desde las agresiones sexuales a las humillaciones, y se reclamó un cambio radical del sistema. «Queremos un sistema económico cuya principal preocupación sean las vidas de las personas, un sistema que acabe con la división sexual del trabajo y que no explote a las mujeres». La Asamblea Feminista apostó por conquistar los espacios públicos, participar en la toma de decisiones y luchar por introducir el planteamiento feminista en todos los ámbitos de la sociedad. Se recordó que «si las mujeres paramos, se para el mundo», y se pidió poner la vida en el centro «porque es lo más grande que tenemos».

Tras la concentración se organizó una manifestación desde Goikoplaza hasta Zumea plaza.

La jornada del 8 de marzo contó también con paros en empresas, comercios y bares de la localidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos