Un lugar donde recordar a las víctimas

Homenaje. El dantzari Unai Barrutia, de Urki Dantza Taldea, bailó el aurresku ante los familiares de las víctimas del franquismo. / FOTOS UNANUE
Homenaje. El dantzari Unai Barrutia, de Urki Dantza Taldea, bailó el aurresku ante los familiares de las víctimas del franquismo. / FOTOS UNANUE

Oroituz Andoainen organizó en el parque Alfaro el homenaje a los represaliados por el franquismo

MARIVI OLANO ANDOAIN.

La canción 'Txoria Txori', de Mikel Laboa, interpretada al violín por Arantzazu Mujika, se escuchaba ayer como acompañamiento a la ofrenda floral que realizaban los familiares de las 25 personas asesinadas en Andoain por el franquismo. La asociación Oroituz Andoainen, coincidiendo con la celebración del Día de la República, el homenaje que anualmente rinde a las víctimas del franquismo, un acto en el que cobra especial relevancia la presencia de los familiares de las personas represaliadas.

Durante el acto se escuchó el sonido de la txalaparta, a cargo de los txalapartaris Jon Urtasun y Ekaitz Ollo, y los bertsos de Jon Beloki, de Punttuka Bertso Eskola. El dantzari de Urki Dantza Taldea, Unai Barrutia, acompañado al txistu por Joxema Setien, bailó el aurresku de honor a los familiares de las víctimas.

Lurdes Arteaga, de Oroituz Andoainen, recordó que «un año más se hace necesario continuar denunciando y lamentando la triste realidad que supone que las familias de los represaliados sigan sin ser consideradas víctimas de pleno derecho de la barbarie franquista». Además, señaló que «el Congreso de los Diputados, con los votos de PP, PSOE y Ciudadanos, ha rechazado la propuesta de reformar la ley de Amnistía de 1977, una reforma que hubiera permitido investigar la vulneración de derechos humanos durante la etapa franquista en casos como los de los andoaindarras Patxi Fernández, Miguel de Urretabizkaia, Secundino Antón y Boni Aldaz, que fueron juzgados por tribunales militares y asesinados, y que a día de hoy, a los ojos de la justicia española, siguen considerados como criminales y enemigos de la paz».

La asociación Oroituz informó de que continÚa trabajando en la tarea de recopilar información y documentación sobre las víctimas del fanquismo, desde 1936 a 1977.

Asociación 3 de marzo

Oroituz invitó este año a la asociación 3 de marzo a participar en el acto. El colectivo, integrado por víctimas y familiares de los cinco trabajadores asesinados y de los cientos de heridos el 3 de marzo de 1976 tras la irrupción de la Policía Nacional en una iglesia de Vitoria Gasteiz en la que se celebraba una asamblea pacífica de trabajadores en huelga, contó con la asistencia de Andoni Txasko, José Luis Martínez Ocio, hermano de Pedro Mari, uno de los trabajadores fallecidos aquel día, y de su sobrina, Nerea Martínez. Esta última, visiblemente emocionada, tomó la palabra para recordar que seguirán luchando «contra la impunidad fascista» hasta que se imparta la justicia que se debe a las víctimas. La banda y el coro republicanos pusieron la música en el acto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos