La cuesta de Ayerbe se ha cerrado al tráfico para proteger a los peatones

La estrechez de la bajada no permite la convivencia segura entre viandantes y tráfico viario

DV ANDOAIN.

El equipo de Gobierno (EH Bildu) ha aclarado cuáles son las cuestiones que se han tenido en cuenta a la hora de decidir cerrar al tráfico la cuesta o bajada de Ayerbe, y ha recordado además cuál ha sido el procedimiento que se ha seguido en este tema.

Las razones del cierre, desde el principio hasta la decisión final, señalan desde el Gobierno municipal que han sido las mismas. «Por la estrechez de la cuesta no es posible la convivencia entre viandantes y tráfico; día va y día viene, se generan situaciones de peligro entre vehículos y peatones. Por ello, no podemos mirar sin más para otro lado. La prioridad debe ser siempre la seguridad de los peatones. Nuestra función es proteger a la ciudadanía de Andoain, identificar los puntos de peligro y tomar medidas para evitarlos, y sería un grave error dejar una vez más a los peatones sin protección», señalan. Añaden, también, que «sería responsabilidad del Ayuntamiento si a alguien le ocurriera algo, por lo que, antes de lamentarnos, debemos tomas medidas de precaución».

Reuniones y comisiones

El equipo de Gobierno indica que en el mes de junio se optó por tratar el tema en la comisión de Urbanismo, a la vista de «los peligros que generaba la cuesta de Ayerbe para la seguridad de los peatones». En esta reunión se tomó la decisión, «con una gran mayoría», de cerrar este paso a los vehículos, contando para ello con el aval del informe favorable del jefe de la Policía Local. A raíz de esta decisión se recogen las firmas que «se posicionaban en contra del cierre y solicitaban su reapertura».

El paso siguiente, ya en el mes de julio, fue convocar a una reunión a los promotores de la recogida de firmas para explicarles que la razón de este cierre obedecía al interés por garantizar la seguridad de la ciudadanía. Teniendo en cuenta que los promotores presentaron una propuesta, se pidió al jefe de la Policía Local que la estudiara y se tomó el compromiso de volver a llevar el tema a comisión, como se hizo el pasado 25 de septiembre, fecha en la que se debate nuevamente el asunto y se decide cerrar al tráfico. El equipo de Gobierno espera que los vecinos que solicitaban la reapertura de la cuesta entiendan las razones por las que se cierra, «ya que está en juego la seguridad de todos y todas».

Fotos

Vídeos