El coto de Txotan fue una fuente de diversión para los niños saharauis

Los niños saharauis que participaron en la salida, con Arruti, monitores y familiares de acogida.

Cinco niños disfrutaron ayer de una visita guiada, acompañados por Xabier Arruti, de Burdina Taldea, de monitores y de sus familias de acogida

MARIVI OLANOANDOAIN.

Mohamed, Usama, Fatma, Leila y Hayat, los cinco niños saharauis acogidos por familias de la vecina localidad de Hernani, pasaron ayer una jornada de trabajo y diversión en el coto minero de Txotan, en compañía de Xabier Arruti, de Burdina Taldea, de los monitores que les acompañan en sus actividades y de sus familias de acogida en el País Vasco. Faltó únicamente Ali Salem, el niño saharaui que pasa las vacaciones de verano en Andoain, en casa de la familia Iraola-Treku, que al final no pudo acudir.

A las 10.00 de la mañana habían quedado en Andoain los participantes en esta excursión organizada con el objetivo puesto en divulgar la labor que llevan a cabo los voluntarios de la asociación Burdina. En varios vehículos se desplazaron hasta el coto minero de Txotan, donde Xabier Arruti se encargó de explicar a los chavales cómo vivían los mineros que trabajaron en la zona desdesde 1880, qué métodos utilizaban para extraer el mineral de plomo y qué instalaciones había en la época en el paraje de Txotan. «Han permanecido atentos a las explicaciones y han cogido rápidamente las herramientas para ayudarnos a limpiar de maleza la zona», indicaba Arruti. Los niños saharauis tuvieron también oportunidad de ver el acceso a las minas.

Tras el trabajo, llegaba la hora del descanso con la comida en el parque de Berastegi y los juegos en la hierba y, como postre, el momento más esperado para los pequeños, el chapuzón en el río. «Hemos disfrutado de una bonita jornada», indicaba Arruti. «No solo los niños, los monitores y las familias que han participado se han mostrado también muy interesados por conocer el trabajo que hemos realizado en Txotan», añadía.

«Ha sido una experiencia muy positiva y nuestra intención en repetirla en los próximos años como muestra de solidaridad de Burdina Taldea con el pueblo saharaui», señalaba Arruti. La iniciativa de la asociación andoaindarra llamó también la atención del grupo de niños saharauis de Tolosa, que este año no ha podido participar por tener previstas otras actividades pero que no descarta sumarse a esta actividad si se organiza el próximo año.

Fotos

Vídeos