Burdina cuidará esta temporada el patrimonio en siete municipios

Voluntarios de Burdina, en una intervención para recuperar el molino de Errotazar, en Elduain. /
Voluntarios de Burdina, en una intervención para recuperar el molino de Errotazar, en Elduain.

La asociación ha llegado a un acuerdo con ayuntamientos de Gipuzkoa y Navarra para realizar actividades arqueológicas

MARIVI OLANO ANDOAIN.

La llegada de la primavera pone en marcha a los voluntarios del grupo Burdina, que vuelven a sus trabajos de restauración, consolidación y puesta en valor del patrimonio histórico. Esta temporada son siete los municipios guipuzcoanos y navarros que han llegado a un acuerdo con Burdina para permitir que sus voluntarios intervengan durante este año en diferentes elementos patrimoniales y arqueológicos, desde caleros y neveros a burdinolas, molinos y lavaderos.

Andoaink Zizurkil, Asteasu, Elduain, Berastegi, Orexa y Areso son los municipios en los que se intervendrá. Estas actividades se realizarán en el marco del convenio con la sociedad Aranzadi y dentro del programa de trabajo de este año

El sábado pasado Burdina inauguraba en Asteasu el lavadero-abrevadero conocido como Errekalde, un elemento del patrimonio de esta vecina localidad en el que se ha trabajado durante los últimos tres años.

De cara a esta nueva temporada, desde Burdina se hace un llamamiento a todas aquellas personas con inquietudes y sensibilización hacia su entorno y comunidad «para que se animen a conocernos, ver nuestra forma de trabajar, aprender de las explicaciones y recomendaciones de nuestros arqueólogos e historiadores, y sobre todo para disfrutar en un buen ambiente de compañerismo».

El teléfono para apuntarse a colaborar con la asociación es el 699487683 (Txanka). También se puede enviar correo a la dirección burdinataldea@hotmail.com.

Dos robos en invierno

El local social de Burdina fue saqueado este invierno en dos ocasiones. «Los amigos de lo ajeno se llevaron herramientas indispensables para nosotros como motosierras, desbrozadoras y grupos electrógeneos, entre otros materiales», indican desde la asociación. El Ayuntamiento colocó un acceso de seguridad para proteger los bienes de Burdina y evitar nuevos robos. «Gracias a ello y con renovadas fuerzas, el grupo de voluntarios podremos seguir continuando con nuestras actividades habituales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos