Ayuntamiento y Elkarbizi piden que no se olvide el dolor de las víctimas

Actos. Alcaldesa y corporativos en la lectura de la declaración institucional y homenaje a las víctimas organizado por el colectivo Elkarbizi en el parque López de Lacalle.
/UNANUE
Actos. Alcaldesa y corporativos en la lectura de la declaración institucional y homenaje a las víctimas organizado por el colectivo Elkarbizi en el parque López de Lacalle. / UNANUE

MARIVI OLANO ANDOAIN.

Una declaración institucional, leída por la alcaldesa en el salón de plenos de la Casa Consistorial, y una ofrenda floral en el parque José Luis López de Lacalle, organizada por el colectivo comarcal Elkarbizi, sirvieron ayer para celebrar el Día de la Memoria.

Desde el Ayuntamiento, la Corporación municipal invitaba a la ciudadanía a no olvidar el pasado ni «las dramáticas consecuencias que ha padecido la sociedad y, de manera específica, las víctimas, a las que se hace necesario reconocer la injusticia de su dolor y padecimiento, y a las que debemos solidaridad, empatía, verdad, justicia, memoria, reconocimiento y reparación».

Los corporativos reiteraron su compromiso con una memoria inclusiva que promueva un diálogo y reconocimiento plural, y contribuya a construir la convivencia presente y futura apoyándose en la pluralidad de ideas, los principios democráticos y la defensa de los derechos humanos. En este texto suscrito por los representantes políticos se incluía un rechazo a toda forma de violencia y vulneración de Derechos Humanos como punto de partida para subrayar que «la memoria debe promover el reconocimiento, la reparación y la garantía de no repetición a todas las víctimas del terrorismo». El Ayuntamiento reiteraba su compromiso y voluntad de continuar trabajando y profundizando en una política de memoria en Andoain «con el fin de reparar a todas aquellas víctimas que vieron vulnerada injustamente su dignidad, así como en garantizar la no repetición de dichas injusticias».

Elkarbizi organizó por la tarde, y pese a la lluvia, un acto en recuerdo a las víctimas del terrorismo en el parque López de Lacalle. Mikel Arregi recordó que la memoria sirve para reivindicar la justicia ante la indiferencia de lo que nunca debió ocurrir. «La apelación sincera a la memoria ha de ser la llamada permanente a la lucha por la justicia en el presente y en el futuro», indicó.

Afirmó que existe entre nosotros el abuso del olvido de quienes en la construcción del futuro quieren partir de cero como si nada hubiese ocurrido. «Un silencio calculado para encubrir un olvido culpable. El olvido es el mejor aliado de la injusticia ya que lo que está olvidado no existe socialmente. No podemos enseñar a olvidar para ahorrar así el sufrimiento de recordar lo que no se quiere asumir. Hay hechos que no se pueden olvidar aunque se quiera». Durante su intervención, dijo que el olvido es siempre una amenaza por lo que se hace necesario continuar realizando actos para que, mediante la memoria, «reclamemos la verdad, la justicia, el reconocimiento y la reparación».

Mari Paz Artolazabal, viuda de López de Lacalle, Blanca Villafañe, hija de Juvenal Villafañe, y Miguel Ansa, tío de Joxe Ramón Ansa, depositaron un ramo de flores junto a la escultura Askatasunari en memoria de las víctimas del terrorismo. El acto finalizó con un aplauso de los asistentes.

Fotos

Vídeos