Diario Vasco

El aparejador José María Viguera se jubila tras 39 años de servicio

Jubilación. El aparejador municipal José María Viguera Torrealba.
Jubilación. El aparejador municipal José María Viguera Torrealba. / FOTO ALBA GRANADO
  • Ha sido testigo del cambio urbanístico que ha experimentado el municipio en servicios, industria y desarrollo residencial

El aparejador municipal José Mª Viguera Torrealba cerraba ayer con su jubilación una etapa de 39 años de servicio en el Ayuntamiento de Andoain.

Viguera estudió en la Escuela Universitaria de Arquitectura Técnica de Burgos, centro en el que finalizó sus estudios en 1975. Los dos años siguientes entró a trabajar en los estudios de arquitectura que dirigían José Manuel Ábalos y Angel Farinós. En febrero de 1978 comienza a trabajar un día a la semana en el Ayuntamiento de Andoain, en la legislatura presidida por José Galparsoro.

Tras las primeras elecciones democráticas de 1979, con José Antonio Pérez Gabarain (Euskadiko Ezkerra) como alcalde, firma un contrato laboral para ejercer como aparejador tres días por semana y, poco antes de terminar este mandato, se le amplía la jornada a 5 días semanales. Poco después aprobó una oposición restringida y obtuvo la plaza de aparejador en propiedad en la que se ha mantenido durante toda su vida laboral.

Nueve legislaturas

Durante estos 39 años ha conocido nueve legislaturas y siete alcaldes: José Galparsoro, José Antonio Pérez Gabarain (EE y PSE-EE), Patxi Irigoras (EAJ-PNV), Carlos Sanz (EE), Pilar Collantes (PSE-EE), Joxean Barandiaran (Herri Batasuna), Estanis Amutxastegi (PSE-EE) y Ana Carrere (EH Bildu).

«En este tiempo la transformación del municipio ha sido notable. He podido contribuir desde mi puesto de trabajo a la construcción del nuevo cementerio de Pagadigaña, de la Guardería Galardi, Residencia de Ancianos San Juan Bautista, Polideportivo Allurralde, Centro de Servicios Sociales Ambrosia Olabide o el Centro Cultural Bastero, como obras más significativas», recuerda. En las vías públicas han sido también numerosas las intervenciones en las que ha participado. «Destacaría la renovación de Goikoplaza, la urbanización de la zona de Arrate, el espigón en la confluencia de lo ríos Oria y Leizarán, la peatonalización de las calles Nagusia y Zumea y la instalación de rampas y escaleras mecánicas en diversos puntos».

En cuanto al desarrollo urbanístico se refiere, Viguera ha conocido la transformación de los polígonos industriales de Denac, Leizotz, Ubillos, Borda Berri y Balastrain-Matxinea, y los residenciales de Sorabilla, el Ensanche y Arantzibia, entre otros.

Años muy gratificantes

Como anécdotas, recuerda los primeros años de los nuevos ayuntamientos democráticos en los que el cargo político municipal no estaba retribuido ni la dedicación era plena, o las largas comisiones informativas de Obras y Urbanismo, que se celebraban todas las semanas desde primera hora de la tarde, y que en muchas ocasiones se prolongaban hasta las 10 o las 11 de la noche.

José Mª Viguera se despide del Ayuntamiento con buen sabor de boca. «Han sido años gratificantes, tanto en lo profesional como en lo personal, y llenos de buenos recuerdos que imagino me acompañarán en mis próximos años», señala.

Relevo en la Guardería

Ixiar Ansa Etxeberria, responsable de la Escuela Infantil Galardi, se despedía el miércoles de sus compañeros con una sonrisa y grandes planes para el futuro.

Ixiar, al igual que Viguera, se jubila tras 39 años de trabajo, primero como educadora y desde noviembre del año 2010 como responsable de esta escuela infantil. Entró a trabajar como educadora en 1978 en un local situado en la calle Plazaola que funcionaba como guardería a iniciativa del Centro de Formación Familiar y Social. Pocos años después se construiría el edificio que alberga actualmente la Escuela Infantil Galardi, donde ha educado a buena parte de los niños andoaindarras, hoy ya adultos.

En su despedida hubo aurresku y txistu, a cargo de sus compañeras Laura Santos y Kristina Mendiluze, con el acompañamiento vocal del resto de educadoras y de los pequeños a los que con tanto esmero ha cuidado y educado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate