Adiós a los sanmigueles

Un participante del torneo de toka. / MARÍA
Un participante del torneo de toka. / MARÍA

Las fiestas patronales se cerraron ayer con el desarrollo de una jornada intensa y protagonismo para las tamborradas

JUAN F. MANJARRÉS URNIETA.

Los vecinos de Urnieta han disfrutado estos días de sus fiestas patronales de San Miguel. Desde el pasado miércoles, tarde en la que Miela hizo su bajada desde el campanario de la iglesia hasta la Casa Consistorial, hasta ayer domingo, las actividades se han ido desarrollando con una buena participación de urnietarras y visitantes.

Tal y como reconocen desde el Ayuntamiento, en los últimos años las fiestas patronales están tomando un nuevo realce, con una mayor participación. Bien es cierto que este pasado fin de semana la climatología no ha sido la más apropiada para la celebración de los festejos pero ello no ha impedido que los urnietarras cierren el verano de la mejor de las maneras posible.

Si las fiestas en general han sido intensas, la realidad es que la jornada de ayer lo fue de manera especial. El domingo tuvo una de sus primeras citas destacadas con las tamborradas infantiles. La lluvia no propició el recorrido previsto por distintos puntos del municipio, por lo que ambas agrupaciones se juntaron en el frontón municipal para deleitar allí a los familiares y vecinos de las piezas más conocidas.

Al mediodía se desarrolló el festival Jalgi Plazara de dantza, con los locales de Aurrera Gure Ametsa y los invitados castellonenses del Grup de Danses El Forcat que bailaron en los bajos del Ayuntamiento. También cambió de ubicación el campeonato de toka cuesta arriba y se celebró en la carpa de la plaza Jakutegi. Ya por la tarde, dentro del Iñistor Jaia, se homenajeó a diez de los profesores que trabajaron en la creación de la ikastola Egape, que ha cumplido su 50 aniversario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos