Diario Vasco

Pegatinas para recordar a los vecinos el correcto uso del contenedor marrón

  • El Ayuntamiento las ha colocado «para evitar que la materia orgánica se vierta de un modo inadecuado»

Como ya se hiciera hace aproximadamente dos meses, una vez puesta en marcha la recogida de envases y plásticos mediante los contenedores amarillos, el Ayuntamiento de Astigarraga colocó recientemente pegatinas en los contenedores marrones para evitar que la materia orgánica se vierta de un modo inadecuado.

Estas pegatinas que se han puesto en cada contenedor marrón del municipio recuerdan a los astigartarras que los restos de comidas, poda, etc. se puede verter sin bolsa, es decir, a granel, o preferiblemente, mediante bolsas biodegradables homologadas que se pueden adquirir en los establecimientos y comercios del municipio. «El objetivo es que los restos de orgánico sean de la calidad adecuada para poder reciclarlos, es decir, para destinarlos a la elaboración de compost», detallan desde el Consistorio.

El gobierno del PNV cree firmemente que el de los contenedores es un sistema eficiente para realizar una recogida selectiva rigurosa y que permita altos índices de reciclaje, también para el orgánico. «Sin embargo, para que el sistema funcione, es imprescindible no contaminar los residuos de orgánico con fracciones inapropiadas, como bolsas de plástico», afirman los responsables.

Asimismo, desde el equipo de gobierno observan con preocupación que siguen apareciendo restos de basura junto a los contenedores. Según explican, «desde la implantación del sistema de contenedores, el plástico, papel y orgánico pueden sacarse todos los días tantas veces como sea necesario y que, por tanto, no hay razón para acumular residuos en la vía pública». En este sentido, el gobierno municipal recuerda que la ordenanza de residuos contempla sanciones para los vecinos que incumplan la normativa respecto al vertido de basura en la vía pública que oscilan entre los 60 y los 6.000 euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate