Diario Vasco

Los ciclistas locales afrontarán el domingo la última jornada del Bio Racer

Si la semana pasada se subrayaba la suerte de los ciclistas astigartarras, en la sexta jornada, para cadetes y la cruz para júnior, en esta ocasión ha sido al revés.

En categoría cadete los ciclistas del equipo Construcciones Víctor Álvaro-Silam, perteneciente al Club Donosti Berri, tuvieron un mal día.

Telmo Semperena hacía cuarto en scracht, justo detrás del líder Julen Dorronsoro, que era tercero en una prueba ganada por Raúl Durón de la Selección Castellano Leonesa.

En la segunda de las pruebas, la de puntuación, que era ganada por el francés del Aviron, Eneko Lazkano, no le salían las cosas a Telmo, que a pesar de protagonizar varios ataques, era inmediatamente controlado por el pelotón y se tenía que conformar con ser decimoprimer lugar, por lo que no cogía puntos para la general en esta prueba.

Ahora continúa segundo a falta de una jornada, pero se distancia a 11 puntos del líder y ve como se le han acercado peligrosamente el castellano leones a 3 puntos y el francés a 8, a los que deberá vigilar de cerca para no perder el podio en la última jornada que se presenta muy interesante.

Jaime Romero fue uno de los protagonistas de la jornada al protagonizar lo que en el argot ciclista se conoce como la mayor 'petada' de la jornada.

Tras ser decimoséptimo en la prueba de scracht, fue muy valiente en la de puntuación y trató de sorprender al pelotón desde el comienzo de la prueba. Escapaba con un pequeño grupo de corredores con los que disputaba los primeros esprint intermedios y tras lograr puntuar en el tercero de ellos, veía como de repente, se quedaba sin fuerzas, vacío por el esfuerzo realizado y comenzaba a rezagarse.

Era alcanzado por el pelotón y ni siquiera tenía fuerzas para reaccionar y entrar en él, por lo no le quedó mas remedio que optar por la retirada. Una experiencia dura en el momento, pero que seguro le resultará muy provechosa en pruebas futuras. Lo positivo para él es que a pesar del mal día, continúa decimocuarto en la general y con opciones de mejorar algún puesto en la última jornada.

En lo que respecta a la categoría júnior, Urko Semperena lo daba todo, pero se encontraba con un líder imbatible. Unai Iribar del equipo Limousin, ganaba las dos pruebas y Urko era segundo en ambas. La distancia entre los dos aumenta hasta los 23 puntos, a falta de la última jornada, por lo que es muy difícil darle la vuelta a la situación, pero habrá que seguir intentándolo hasta el último momento.

La última jornada del Bio Racer Saria se disputa el domingo a partir de las 9.30 horas en el velódromo donostiarra.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate