Diario Vasco
Zona en la que se construirá el futuro ascensor.
Zona en la que se construirá el futuro ascensor.

El Consistorio construirá un segundo ascensor en la zona de Urraca

  • Se pretende que una vez finalizadas las obras los vecinos del barrio puedan acceder de una manera más cómoda al centro del municipio

Con el objetivo de mejorar la accesibilidad se quiere construir un ascensor en el barrio de Urraca. Con este segundo ascensor se pretende dar más facilidades a la ciudadanía y también dar continuidad al tránsito desde el otro ascensor (Eteneta-San Juan). Además, se va a intentar mejorar la accesibilidad de los bloques de viviendas de los alrededores.

Con este ascensor los vecinos y las vecinas del barrio de Urraca tendrán un acceso mucho más sencillo y cómodo al centro del pueblo. Por lo que respecta a la ubicación, se ha determinado construirlo en el punto con mayor desnivel del barrio. Así, una vez finalizada la obra no será necesario subir la enorme cuesta de hoy en día, ni las numerosas escaleras para llegar a Azkorte.

Se ha adjudicado el proyecto

El Ayuntamiento ya ha comenzado a dar los primeros pasos y ya ha adjudicado el proyecto y su dirección a la empresa Imara. Primeramente pidió presupuestos a tres empresas (Tinko, Imaa y Gestilur) que tienen una gran experiencia en este tipo de proyectos, y finalmente, decidió adjudicar el proyecto a la oferta más económica. Es decir, a Imara. El coste del proyeto será de 8.276,40 euros.

La decisión se tomó en la comisión de Territorio que se celebró el 12 de septiembre con los votos a favor del PNV y de EH Bildu y la abstención del PSE.

El proceso participativo que el equipo de Gobierno puso en marcha para decidir las inversiones estratégicas que se van a llevar a cabo finalizó en julio y la ciudadanía decidió invertir alrededor de 4 millones de euros en reformar el polideportivo y en construir el ascensor Eteneta-San Juan.

Pues bien, este segundo ascensor es una obra que se realizará al margen del proceso participativo. Uno de los requisitos de las inversiones estratégicas era que los proyectos tenían que tener un coste superior a 400.000 euros, y el de este ascensor va a ser sumamente inferior a esa cantidad.

Sin embargo, a la hora de tomar la decisión, el Ayuntamiento ha tenido muy presentes los resultados del proceso. De hecho, la lista de preferencias dejó patente la importancia que le dan los urnietarras a la accesibilidad. Precisamente, se ha tomado la decisión de construir un segundo ascensor para seguir mejorando en ese ámbito y no se descarta seguir tomando decisiones en esta dirección en un futuro.

Por otra parte, la intención es realizar a la vez la ejecución de los dos ascensores, lo cual abarataría los costes de las obras. Un proyecto, por tanto, que trabaja de manera directa sobre la accesibilidad de puntos del municipio que ofrecen dificultades.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate