Diario Vasco

Adiós a las fiestas de San Miguel

Tamborradas. Los tambores y barriles de Presentación de María y Egape llenaron la Plaza San Juan en la mañana de ayer.
Tamborradas. Los tambores y barriles de Presentación de María y Egape llenaron la Plaza San Juan en la mañana de ayer. / JUANFER
  • Las tamborradas infantiles y la distinción de Urnietar Prestu protagonizaron el último día

  • La asociación Pausoka recibió el dinero recaudado con la venta de los pintxos de ternera

Los urnietarras dijeron ayer adiós a las fiestas de San Miguel, que dieron comienzo en la tarde del miércoles y que se han alargado durante cinco jornadas. Ayer era el último día pero no por ello el menos intenso, ya que el programa de actos llegó cargado hasta el último momento. Las tamborradas de los centros educativos, el baile tradicional Ingurutxo, el nombramiento de Urnietar Prestu o el denominado ternero solidario concentraron buena parte del interés en este último día de fiestas.

La mañana comenzó intensa y pronto, a las once, llegó el momento de las tamborradas infantiles. Los alumnos de Presentación de María Ikastetxea y de Egape Ikastola salieron a la calle con sus tambores y barriles por separado, juntándose luego todos a las doce en la Plaza San Juan, donde se creó una bonita imagen acompañada de un gran sonido de tambores y barriles.

Justo después llegó el baile del Ingurutxo de la mano de Aurrera Gure Ametsa, que ha estado acompañados por el grupo Bithindarrak. El ambiente durante la mañana en la Plaza del Ayuntamiento fue muy bueno.

La tarde tuvo dos nombres propios. El de Jokin Lizeaga, el corredor de montaña que recibió el reconocimiento de Urnietar Prestu, y el de Pausoka, colectivo al que se dio el dinero solidario recaudado con la venta de pintxos de ternera.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate