Diario Vasco

El astillero de Ergobia, a relucir en la exposición

La historiadora vinculada a Sagardoetxea, Lourdes Odriozola, es la principal valedora de la muestra que se ha abierto en Sagardoetxea. Uno de los datos que confirma ella misma sobre el río Urumea es que en su época la cuenca «estaba controlada por el señor de Murgia, él se establece en el cerro de Murgia y los primeros asentamientos dentro de su jurisdicción se hacen en torno al Urumea. Ya en el siglo XV el señor de Murgia otorga privilegios a algunos vecinos para que puedan establecer las primeras casas en Ergobia. Cuando los astigartarras firman el convenio con el señor de Murgia consiguen, aparte de que le tienen que hacer ciertas prestaciones, dos cosas fundamentales: El libre tránsito por los caminos y la libre utilización del río. En el momento en el que pueden utilizar libremente el río, empieza a resurgir Santiagomendi, se empiezan a construir los caseríos por los manzanales y el río es lugar por el que se comercializa esa sidra».

El barrio de Ergobia aparece mucho en la exposición. Dentro del Urumea, desde un punto de vista de infraestructura portuaria, había tres puntos clave: dn San Sebastián, Santa Catalina; en Hernani, Portu, y el caso de Ergobia, con su astillero y peaje para poder pasar, además del primer servicio público que se conoce en la época.