Los trabajadores del aeropuerto reiteran que solo la ampliación de la pista evitará su «muerte dulce»

Representantes del comité de empresa reclaman un acuerdo político para alargar 200 metros la pista

AMAIA CHICO

Recuperar el acuerdo político de 2009 y ampliar 200 metros (150 hacia Mendelu y 50 hacia el mar) la pista del aeropuerto. Es la única y «definitiva» solución en la que los trabajadores de la infraestructura confían para evitar que la terminal de Hondarribia vaya sucumbiendo a «una muerte dulce».

Mª Dolores Alonso y García, presidenta y secretario del comité de empresa del aeropuerto, aseguran que ya no pueden permanecer en silencio ante las noticias que se suceden sobre el futuro del aeródromo, y quieren contribuir al continuo debate que acompaña a Hondarribia desde hace muchos años la opinión de los 53 trabajadores de Aena y Enaire a los que representan. «Aparte -recalcan-, hay muchos más empleados en las contratas de limpieza o empresas concesionarias que prestan servicio» en la terminal guipuzcoana.

Su visión es que las instituciones vascas no están haciendo todo lo que pueden por defender el aeropuerto de Hondarribia, y que «han perdido una oportunidad de oro» para acometer una ampliación de 200 metros que ya acordaron en su día PNV, PSE y PP, y que en su opinión no solo es factible sino que supondría la garantía total para que operen aeronaves como el Airbus 319, la «más eficiente y rentable» para esta infraestructura. «A las instituciones vascas no les supondría coste alguno, y Aena está dispuesta a invertir y a estudiar la ampliación», recuerdan estos trabajadores, que hablan mirando «al interés general» aunque de reojo, lógicamente, también vislumbren su futuro profesional.

Alonso y García denuncian el «estado de abandono y dejadez» político del aeropuerto, y reprochan tanto al Gobierno Vasco como a la Diputación de Gipuzkoa que prioricen los de Bilbao y Vitoria, y que incluso habiliten transporte público para desplazarse a Loiu o Biarritz y no se centren en que esos viajeros vuelen desde Hondarribia. «¿Qué ha cambiado desde 2009?», se pregunta García, que recuerda que entonces no se ponían pegas pero Aena paralizó la ampliación por «la crisis».

Los responsables del comité aseguran que la afección urbanística que conllevaría ampliar la pista 200 metros más es mínima, «solo una villa que se está derribando ya y una pequeña empresa» en el lado de Mendelu. Y la medioambiental, «menor de lo que quieren vender», en cualquier caso la «tendrán que valorar los técnicos cuando se elabore un proyecto, y no de antemano los políticos». A estos últimos, especialmente a los del PNV que «ahora ostentan la responsabilidad de gobierno junto a los del PSE» en la mayor parte de instituciones vascas, responsabilizan de «dejar morir poco a poco» la infraestructura.

«Es muy difícil entender que el Estado quiera invertir en el aeropuerto, en su seguridad, en su imagen, en su modernización sin que suponga ni un euro a las arcas del Gobierno Vasco y que éste no quiera», insisten.

La Real ya no puede volar

Para los trabajadores del aeropuerto, la solución del ranurado de la pista no garantiza ni siquiera que Vueling, en un futuro a más largo plazo, continúe. Ya que tanto García como Alonso creen que sus vuelos con el Airbus 319 seguirán sufriendo «penalizaciones» por cuestiones técnicas, aunque no sean tan habituales como las del último mes. «Sus despegues y aterrizajes van a seguir estando muy ajustados», auguran tras escuchar a técnicos y pilotos.

Y esa previsión, añaden, retrae a otras compañías a la hora de plantearse abrir nuevas rutas desde Gipuzkoa, «porque necesitan fiabilidad y cierta seguridad». Como ejemplo de penalización, apuntan que la Real Sociedad «ya no podrá viajar desde aquí». De hecho, su último vuelo a A Coruña lo hizo desde Biarritz, y el próximo a San Petersburgo, lo hará vía Vitoria. Y es que el CRJ200 de sus desplazamientos habituales no puede operar en Hondarribia, donde con 200 metros más de pista -insisten- ese modelo y el Airbus 319, el «más rentable» en terminales de este tipo, permitirían despegar al aeropuerto.

Fotos

Vídeos