Nuevas estafas telefónicas mediante el sistema del 'falso pariente'

Agentes de la Policía Foral en el centro de coordinación. / GN

Una de las denuncias ante la Policía Foral se ha interpuesto en Doneztebe

ALICIA DEL CASTILLO MALERREKA.

La Policía Foral ha recibido en los últimos días cuatro denuncias ciudadanas en Doneztebe, Aibar, y dos en Pamplona de intentos de estafa por teléfono. Los estafadores llaman a las víctimas desde el extranjero haciéndose pasar por familiares y exigiendo una cantidad de dinero, de manera urgente, para hacer frente a distintas situaciones especiales sobrevenidas.

En la primera denuncia, recogida el pasado 3 de julio, el estafador hizo creer a su víctima que era un primo que se encontraba en Barajas y que tenía problemas debido a que tenía que pagar un impuesto de 2.000 euros por la cantidad de dinero que traía, y que si no lo pagaba, se le iba a retener el dinero por un tiempo.

Se da la circunstancia de que la víctima tiene un primo en el extranjero con el que mantiene bastante relación. En este supuesto la víctima hizo dos envíos por un importe total de 1.700 euros a través de empresas especializadas en el envío internacional de dinero en minutos por transferencia electrónica.

La segunda denuncia, registrada el pasado 8 de julio, relata que la víctima recibió la llamada de un varón diciendo que tenía que comprobar si unos datos eran ciertos. Así mismo, le informaba de que un sobrino suyo había tenido un accidente de tráfico y que lo iban a arreglar entre ellos sin llamar a la policía, para lo que le reclamaba 2.000 euros que tenía que enviar a un destinatario en el Estado de Jalisco (México). La víctima contactó con el sobrino tras recibir la llamada, comprobando que se trataba de una estafa.

Dinero retenido

En el tercer caso, ocurrido el 17 de julio, el denunciante recibió una llamada en la que el suegro de su hermana le solicitaba el ingreso de 1.000 euros, alegando que le habían retenido los 20.000 euros que traía en el aeropuerto de Barajas. Le instaba a realizar el envío mediante transferencia electrónica a una localidad del Estado de Jalisco (México). La denunciante contactó con su hermana para comentarle lo sucedido, informándole ésta que su suegro se encontraba con ella.

En el cuarto supuesto, del día 25 de julio, la víctima recibió una llamada de una persona con acento sudamericano, en la que una persona se hacía pasar por un primo, utilizando para ello su segundo apellido. Cuando el denunciante le cuestionó que fuera su primo, el estafador cortó la llamada.

Para llevar a cabo estas estafas los delincuentes recopilan información sobre la víctima a través de internet, con la finalidad de reforzar el engaño que pretenden llevar a cabo y poder hacer creer a la víctima que realmente se trata de una situación real.

La Policía Foral recomienda no realizar ningún pago a solicitudes realizadas por teléfono, con ocasión de una problemática sufrida por un familiar. Se debe cortar inmediatamente la comunicación, ponerse en contacto con el familiar que supuestamente realizó la llamada entrante y llamar al 112 para alertar del suceso e interponer denuncia.

Fotos

Vídeos