Zaporeak recoge alimentos en la comarca para los refugiados en Grecia

Muchos ciudadanos colaboraron ayer con la campaña que desarrolló Zaporeak en los supermercados./F. DE LA HERA
Muchos ciudadanos colaboraron ayer con la campaña que desarrolló Zaporeak en los supermercados. / F. DE LA HERA

Voluntarios de la ONG están llevando a cabo esta iniciativa en supermercados de Irun y Hondarribia

JOANA OCHOTECOIRUN.

La ola de solidaridad impulsada por Zaporeak desde hace dos años continúa: la ONG vuelve a Grecia para llevar alimento y dignidad a los refugiados en dos puntos críticos del país, Atenas y Patras. Los voluntarios de Zaporeak en la comarca del Bidasoa están llevando a cabo una recogida de alimentos en los BM de Mendibil y de Palmera Montero y también en el BM de Hondarribia. Comenzaron ayer la campaña y continuarán hoy, durante toda la jornada, invitando a los bidasotarras a aportar su grano de arena a la iniciativa.

Cecilia Morán y Yokin Uranga dieron inicio ayer a la recogida en el BM de Mendibil. Apenas una hora después del inicio de la misma, se mostraban «muy contentos» por la colaboración de la ciudadanía: «el porcentaje de la gente que colabora es alto», comentaban, interrumpiendo un instante la conversación para dar las gracias a un hombre que les entregaba dos bolsas llenas y para atender a una mujer que se interesaba por la campaña.

«En este momento están en marcha dos proyectos, dos cocinas, en Atenas y en Patras. Los alimentos que recojamos se enviarán allí para poder continuar con nuestra labor», señalaba Cecilia Morán. Zaporeak lleva atendiendo a los refugiados que llegan a las costas griegas desde hace dos años. «Cocinamos para ellos en los campos». En Kios, llegaron a servir «más de 1.800 comidas al día, gracias a un montón de voluntarios». Surgieron algunos problemas con el gobierno griego pero, ahora, se han puesto en marcha esos dos nuevos proyectos de Atenas y Patras. En estos momentos, «se están dando unas 300 comidas al día. Hemos empezado de nuevo, pero nuestra intención es ir creciendo» y pudiendo atender a más personas. Además, destacan los voluntarios, no se trata sólo de preparar comida para los refugiados, sino de ofrecerles «una alimentación digna», a la que se suma el factor humano: «estamos con ellos, recogemos sus opiniones, algunos de ellos también nos ayudan en la cocina... Hay un trato cercano, muy humano», subrayaba Cecilia Morán.

La campaña sigue hoy en los BM de Mendibil, Palmera-Montero y en el de Hondarribia

A pesar de los problemas que ha habido en algunos momentos, «nunca hemos dejado de enviar alimentos», gracias a la colaboración con otras ONGs que están trabajando en Grecia, como Food Kind y Sos Refugiados. Zaporeak nunca ha dejado de trabajar en su empeño de mejorar las duras condiciones que padecen los refugiados, a través de recogidas de alimentos como la que están realizando en la comarca, o mediante otro tipo de iniciativas y actividades solidarias. «Somos una red muy activa».

Quienes quieran colaborar con esta recogida de alimentos lo tienen muy fácil: a la salida de las cajas están los voluntarios de Zaporeak con un punto en el que depositar las aportaciones. En el interior de los supermercados se ha habilitado una zona con los alimentos específicos que se están recogiendo en esta campaña: pasta, arroz, legumbres, conservas de pescado, conservas vegetales y aceite. De este modo, no hay que buscar en el supermercado los productos, algo que «puede ser un lío. Pero tenerlo montado así es una gozada, es una aportación extraordinaria por parte de los supermercados», afirma Yokin Uranga. «Hay que destacar que la gente está respondiendo fantásticamente», reiteraba Cecilia. Las personas que quieran llevar su aportación pueden hacerlo también hoy, durante toda la jornada, en los BM de Mendibil y de Palmera-Montero, y también en el de Hondarribia.

Fotos

Vídeos