Xabier Iridoy anuncia un «principio de acuerdo» para renovar Iparralde-Recondo

El Plan Especial previsto para este ámbito incluye un equipamiento socio-cultural manteniendo la casa-taller de Oteiza y una torre «singular»

J.O. IRUN.

El delegado de Urbanismo anunció ayer que existe «un principio de acuerdo» para iniciar la renovación del ámbito Iparralde-Recondo. La zona «está en un estado que yo calificaría de lamentable, de abandono y degradación manifiesta». Xabier Iridoy explicó que «desde que asumí la responsabilidad de Urbanismo, he estado empeñado en que pudiéramos iniciar una actuación en Iparralde-Recondo».

Tras dos intentos que no prosperaron, «a la tercera hemos conseguido ese principio de acuerdo» con la iniciativa privada. Esto permitiría «avanzar, a través de un estudio de detalle, en la renovación de este ámbito». El Plan Especial de Iparralde-Recondo, aprobado en 1999 y modificado en 2009, contempla «un conjunto de 92 viviendas y, además, un nuevo equipamiento socio-cultural en lo que fue la casa-taller de Oteiza y Basterretxea», recordó Xabier Iridoy. Este último edificio «se mantendría, aunque hay que renovarlo y hacer un proyecto cultural para darle contenido», en base a su «idea original de casa-taller». El resto de edificios del ámbito se derribarían.

Además, el plan contempla «una torre singular en este ámbito», que albergaría parte de esas 92 viviendas, y que «tiene que estar muy bien pensada. Debe ser singular, ofrecer una visión contemporánea y ser un elemento que sirva de presentación de la ciudad», explicó Xabier Iridoy.

Potencial impacto en Irun

La renovación de Iparralde-Recondo ofrecerá «una continuidad desde Ficoba hasta el centro de Irun». El delegado recordó que este mismo año se ha realizado un estudio sobre el impacto económico y social del ferial, en el cual se recoge que «el 50% de los guipuzcoanos que acuden a las actividades que se realizan en Ficoba no visita Irun. Tenemos ahí un potencial de personas que podrían entrar a la ciudad y que no se está aprovechando», señaló Iridoy.

El actual estado de Iparralde-Recondo no contribuye a atraer a los posibles visitantes, «sino todo lo contrario», por lo que la renovación del ámbito podría convertirlo «en un punto atrayente y que invite a entrar en Irun y a conocer su amplia oferta comercial y hostelera. Esta renovación urbanística puede tener un impacto, y así lo vamos a enfocar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos