Vuelve la calma tras la victoria del sábado contra el Guadalajara

B.O. IRUN.

Las cuatro derrotas consecutivas ante el Ciudad Encantada, el Granollers, el Barça y el Zamora habían escocido en el Bidasoa-Irun.

El equipo se había quedado estacando con seis puntos y estaba viendo como los de abajo se acercaban peligrosamente. Pero no hay nada que no solucione una victoria, y más si es una de prestigio como la conseguida el sábado pasado en Artaleku contra el Guadalajara.

Los alcarreños llegaron a Irun tras nueve jornadas seguidas sumando, con ocho victorias y un empate, pero el Bidasoa rompió dos rachas de un tiro. La suya y la del Guadalajara con el 31-28 con el que acabó el partido.

Con este triunfo los de Irun sumaron dos puntos que les permiten tomar algo de aire en la clasificación y afrontar con más tranquilidad el tramo final de la primera vuelta. Aunque siguen sin ningún margen para la relajación.

El Bidasoa-Irun es decimotercero con ocho puntos, dos más de los que ha sumado hasta el momento el Cangas y tres más de los que tienen los dos equipos que están en puestos de descenso, el Puerto Sagunto y el colista Zamora.

Tras el partido de hoy contra Anaitasuna, los de Cuétara tendrán que jugar ante Teucro y Puerto Sagunto. Mínimo, dos puntos en estos tres encuentros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos