La victoria en el derbi pasa por controlar el ritmo del encuentro

Urkizu lleva el balón en el partido del domingo pasado ante el Logroñés.
/F. DE LA HERA
Urkizu lleva el balón en el partido del domingo pasado ante el Logroñés. / F. DE LA HERA

Asier Santana tiene claro que «tenemos que interpretar bien el partido que nos va a proponer el Sanse» El Real Unión visita esta tarde a la Real Sociedad B (16.00, ETB)

BORJA OLAZABAL IRUN.

La semana con tres partidos del Real Unión acaba esta tarde con el derbi contra la Real Sociedad B en Zubieta a partir de las cuatro. Un partido que siempre causa expectación y en el que los irundarras suelen partir como favoritos, pero que esta temporada va a ser tremendamente complicado para los intereses unionistas. Cierto es que los de Irun afrontan el encuentro tras la victoria del miércoles en el Stadium Gal contra el Logroñés, pero la tendencia del último mes no estaba siendo buena.

De hecho, el Real Unión va a llegar a Zubieta después de haber perdido tres de los cuatro últimos encuentros y haberse impuesto por la mínima al cuadro riojano. Los tres puntos sumados hace dos días por los irundarras no pueden ser considerados como el fin de una mala racha, sino como un respiro tras varias malas semanas.

Eso sí, el giro puede ser total si los hombres entrenados por Asier Santana consiguen sumar un segundo triunfo consecutivo. Y no solo por el hecho de cerrar esta etapa de tres partidos con dos victorias seguidas. Ganar a este Sanse en Zubieta es una misión muy complicada. Cierto es que el filial no ha conseguido imponerse en sus dos últimos encuentros, pero en los partidos anteriores había logrado tres triunfos seguidos y solo hay dos equipos que han podido ganar en Zubieta, el Bilbao Athletic y el Burgos.

Además, si algo le está costando al Real Unión esta temporada es hacer frente a esos conjuntos que le meten mucho ritmo a los partidos. Le pasó contra los dos filiales ante los que ha jugado, el Bilbao Athletic (4-0) y Osasuna B (1-3).

Esta tarde, si los Capilla, Merquelanz, Muguruza y compañía se sienten cómodos, los de Irun lo tendrán muy difícil. La clave estará en dominar el tempo del derbi. En que el partido no tenga un ritmo alto.

Lo que sí tiene claro Asier Santana es que «las victorias ayudan a ganar confianza y la conseguida contra el Logroñés, que estaba en racha, nos ayuda a estar más animados y a creer en lo que estábamos haciendo».

Al referirse a su rival de esta tarde, no esconde que «vamos a enfrentarnos al equipo que mejor fútbol hace del grupo y el que más ritmo le mete a los partidos. Ellos van a saber manejar bien el balón y van a intentar hacer el campo muy grande para tener más espacios. Eso nos va a obligar a ser todavía más incisivos con lo que tenemos que hacer. Tenemos que creer que tenemos un muy buen equipo y que vamos a ser capaces de plantarle cara a un equipo como el Sanse».

Del tipo de partido que espera explica que «tenemos que insistir mucho en lo que nosotros hacemos bien, pero también tenemos que interpretar bien el tipo de partido que nos van a proponer. El Sanse es un equipo con jugadores que pasan bien las líneas y vamos a tener que correr muy bien hacia atrás. Pero nosotros tenemos que obligarles a lo mismo. Si logramos que ellos también corran hacia atrás e incomodamos a sus centrales, tendremos nuestras opciones de victoria».

Para el partido de esta tarde, Asier Santana no podrá contar con el lesionado Llamas ni con el sancionado Aimar. Otro de los focos de atención estará bajo palos. Habrá que ver si vuelve a colocar a Otaño en portería o si le da otra oportunidad a Patrick Sequeira.

Fotos

Vídeos