Ventas presenta las conclusiones de su proceso participativo

Soñando el barrio. Imagen de la calle Andrearriaga y fotomontaje de la misma calle, con la supresión del paso elevado y el muro y la creación de una plaza para el barrio. /
Soñando el barrio. Imagen de la calle Andrearriaga y fotomontaje de la misma calle, con la supresión del paso elevado y el muro y la creación de una plaza para el barrio.

La creación de una estación intermodal y el mantenimiento de los límites actuales de suelo rural son algunas de las principales propuestasMás de 300 vecinos han colaborado en las reflexiones y formulación de propuestas

MARÍA JOSÉ ATIENZA IRUN.

La A VV Landetxa ha dado a conocer las conclusiones del proceso participativo realizado en el barrio, una iniciativa que dio sus primeros pasos en 2010 y que se puso en marcha, ya con asesoramiento técnico, en 2015. Dos años después, el proceso ha concluido, con una hoja de ruta para el futuro de Ventas, marcada por los propios vecinos. El dossier con el desarrollo y las conclusiones del proceso ha sido presentado al Ayuntamiento (gobierno y oposición), con el objetivo de que se tenga en cuenta, a la hora de decidir las políticas municipales para el barrio.

Alfonso Barreiro y Fernando Arocena, de la A VV Landetxa, resumieron el pasado lunes los principales hitos y las conclusiones de este proceso, que se ha desarrollado bajo el nombre 'Auzoa Ametsa Osatzen-Desarrollo de Ventas en los últimos cien años'. Alrededor de 300 personas, además de colectivos, sociedades y el centro escolar del barrio se han sumado al proyecto.

Los primeros pasos se dieron en 2010, cuando Elatzeta Ikastetxea planteó realizar, con la colaboración de la A VV, un proyecto denominado 'Amets dezagun auzoa'. «De aquel proceso salieron 500 propuestas, unas utópicas y otras posibles, que fueron recogidas en un documento», recordó Alfonso Barreiro.

En 2014, la A VV planteó la conveniencia de avanzar en el proyecto, con un liderazgo técnico. Para ello, contó con la colaboración de Koldo Telleria y Ager Iñarra, dos arquitectos experimentados en procesos participativos. En marzo de 2015, se instaló una exposición fotográfica y de ortofotos, mediante la cual se pudo ver el desarrollo urbanístico, económico y sociocultural de Ventas en los últimos 100 años. Los vecinos fueron aportando información sobre sus hábitos en la vida diaria (consumo, movilidad, etc) y se desarrollaron distintos talleres, unos abiertos y otros dirigidos a colectivos específicos, como niños o personas mayores. Por último, se diseñó un mapa del barrio de grandes dimensiones, en el que los vecinos pudieron señalar su percepción con respecto a distintas zonas. «Se pudieron visibiliar los espacios en los que se pasa miedo, los agradables, los que están sucios, los que no gustan.... Se recogió mucha información válida».

En noviembre de 2015, se realizaron talleres para priorizar acciones y plantear soluciones y paralelamente, se llevó a cabo un trabajo para adecuar las propuestas y cotejarlas con los planes urbanísticos.

Una vez cerradas las conclusiones del proceso, la más significativa es la que señala que «en pocos años, hemos pasado de ser un barrio rural a estar rodeados de polígonos industriales, carreteras de alta densidad y nuevas urbanizaciones. A su vez, hemos visto con preocupación que el Plan General no mejora la situación, sino que aún la empeora, ya que se prevé el paso de suelo rural a suelo industrial urbanizable. Una de las zonas que nos preocupa es la de Zabaleta y se han realizado propuestas a este respecto», dijo Fernando Arocena.

Alfonso Barreiro destacó el hecho de que «no nos oponemos al crecimiento económico de Irun. Pero este barrio, que está rodeado de polígonos industriales, no se ha visto compensado con equipamientos sociales y deportivos, en los que tiene una importante deficiencia».

Problemas de movilidad

Otra de las conclusiones principales del proceso hace referencia a la movilidad. «El hecho de estar rodeados de vías de alta densidad y polígonos industriales dificulta los desplazamientos a pie y en bicicleta y hace necesario el uso de transporte público o particular. Es necesario habilitar salidas y vías seguras para peatones y ciclistas». Entre las propuestas planteadas en este apartado, figura una estación intermodal para tren y Topo, así como la mejora de la accesibilidad en todo ese espacio. «En el Plan General, está previsto que el paso elevado sobre las vías pueda desaparecer. Sin el muro, se puede crear una plaza para el centro del barrio y un boulevard que llegue hasta las casas de Palmera», señaló Alfonso Barreiro.

Priorizar la zona de Irurtzunzar como espacio natural y «seguir trabajando para mantener los límites actuales de suelo rural, ya que eso supone el mantenimiento de nuestro patrimonio paisajístico, histórico y cultural», añadió Fernando Arocena, son otras conclusiones detacadas del proceso.

Fotos

Vídeos