El Unión B rompió su mala racha y sale del descenso

El Real Unión B no ganaba desde el 1 de octubre. /  F. DE LA HERA
El Real Unión B no ganaba desde el 1 de octubre. / F. DE LA HERA

El Hondarribia sumó un punto en Pasaia pese a acabar con solo ocho jugadores

B.O. IRUN/HONDARRIBIA.

Cuatro puntos de seis posibles para los equipos de la comarca en la última jornada de la División de Honor Regional y cuatro puntos muy sufridos.

Los tres del Real Unión B, además, muy celebrados, puesto que ponen fin a una racha de nueve partidos seguidos sin ganar (tres empates y seis derrotas) y sirven para salir de la zona descenso.

El filial unionista recibía a un Urola con tres puntos más y no ganar hubiera supuesto un palo fuerte. Pero tocaba ganar. En el minuto dieciséis Carlos logró desmontar la maraña defensiva visitante y marcó el 1-0 que dio confianza a los irundarras.

Pero había camino por hacer y en el mismo llegó la expulsión de Omar poco antes del descanso, lo que implicó muchos minutos de inferioridad numérica para los de Facundo Ceriani. A pesar de esta circunstancia, en el minuto 56 Ollo culminó un contraataque para el 2-0 que acabaría siendo definitivo.

Recuperado el sabor de la victoria, el filial querrá repetir, empezando por este fin de semana en la visita al Beti Gazte lesakarra, que tiene un punto más.

Valioso punto del Hondarribia

El punto que el Hondarribia consiguió en su visita al Pasaia pudo considerarse como valioso por varios motivos. Por un lado por la necesidad que tienen los de Javi Garmendia, por otro porque el Pasaia está en la zona alta y venía de seis victorias seguidas, y por último porque los hondarribitarras terminaron el partido con solo ocho jugadores, al sufrir tres expulsiones en el tramo final.

Los problemas habían empezado antes, mucho antes, porque para el minuto 3 llegó el 1-0. A pesar de este gol, los hondarribitarras aguantaron bien en defensa y se manejaron bien en ataque, empezando a fabricar ocasiones. De una de ellas, en el minuto 84 llegó el 1-1 por mediación de Iñaki Sáez de Asteasu. Pero un minuto antes y en el 88 y en el 89 fueron expulsados tres jugadores por sendas dobles amarillas. Sin motivo que lo justificara, el árbitro alargó el partido ¡nueve minutos!, en los que el Hondarribia se defendió como gato panza arriba para conseguir el valioso punto, que le deja uno por encima del descenso.

El sábado jugará en Hondartza el Ordizia, segundo clasificado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos