Tres tótems explican el proyecto del frontón Uranzu a la entrada de la Sargía

Nueve paneles. Los tres elementos de exterior exponen el proyecto y la historia del frontón. / F. PORTU

El Ayuntamiento estrena estos elementos de comunicación que se moverán por distintos espacios y que se utilizarán para explicar otras obras en el futuro

IÑIGO MORONDO IRUN.

La calle San Marcial está, a falta de la jardinería y algunos detalles más, completamente reurbanizada. El alcalde, José Antonio Santano, recordó ayer que esta obra no ha sido una actuación aislada, sino que ha dado continuidad a una operación de «regeneración del centro de la ciudad y de la Parte Vieja que arrancó en 2009 con la obra de la plaza de San Juan». En estos ocho años, recordó el primer edil, se ha construido el centro cultural CBA, se ha transformado por completo la plaza Urdanibia «y hubo también una actuación menor, aunque para nosotros importante, en la calle Uranzu, que si bien no tiene aún el aspecto que deseamos, con nuevas aceras e iluminación ha mejorado en seguridad y accesibilidad». Han sido, estimaba Santano, «más de 22 millones de euros de inversión. No han sido obras meramente estéticas: han propiciado una transformación que se está notando en el día a día y en aspectos de la vida social».

Más allá del desarrollo de las parcelas de Korrokoitz y Papinea, «que depende de la iniciativa privada pero en el que estamos trabajando y esperamos que haya noticias pronto», el próximo reto desde lo público sumará otros 4,5 millones a la inversión acumulada estos años. Se trata de la renovación del frontón Uranzu, un lugar histórico, núcleo de actividad pelotazale y cuna del balonmano comarcal; un referente venido a menos que lleva demasiado tiempo mostrándose decrépito hacia el exterior y anticuado en su prestación de servicios a los usuarios en el interior. Lo que el alcalde presentó ayer, acompañado por la delegada de Obras, Cristina Laborda, es la actuación que el Ayuntamiento piensa comenzar a la vuelta del verano y que, además de transformar por completo la instalación, va a revolucionar la manera en la que el edificio se integra en su entorno y se relaciona con el parque. En realidad, los ediles no hablaron tanto del proyecto como tal, que ya ha sido explicado, sino de los 'tótems' que el Consistorio ha instalado en la entrada a la Sargía desde la plaza Urdanibia y que recogen no sólo el detalle de la actuación que se va a desarrollar sobre el frontón (planos, datos e infografías), sino unas pinceladas sobre su dilatada historia y la importancia de su relación con los irundarras.

Un soporte versátil

Desde San Juan a calle Uranzu, el Ayuntamiento ha invertido ya más de 22 millones en la Parte Vieja

Se trata de tres volúmenes de tres caras, de base triangular y unos dos metros de alto, en los que las lonetas serigrafiadas se presentan fijadas a una estructura metálica. Ese punto al pie de la renovada cuesta San Marcial, es solo la primera parada de este nuevo soporte comunicativo que estrena el Ayuntamiento. «La intención es que estos elementos nos sirvan para explicar el proyecto en otros puntos de la ciudad en este formato al aire libre. Creemos que es una buena forma de acercar a los ciudadanos una información de primera mano».

Precisamente, por las virtudes referidas por el alcalde, Laborda señaló que «nos serviremos de estos módulos también para presentar ante los irundarras otros proyectos en el futuro, incluso para dar a conocer otras cuestiones que no tienen por qué estar ligadas directamente con las obras en la ciudad».

Fotos

Vídeos