Tras el 'huracán Kauldi' solo vale la victoria ante el colista Zamora

Nonó lanza a portería ante el Cangas. / F. DE LA HERA
Nonó lanza a portería ante el Cangas. / F. DE LA HERA

Markel Beltza ha podido entrenar con el grupo durante la semana y la única baja para el partido es la de Jon AzkueLos irundarras visitan esta tarde a los zamoranos (20.30 horas)

BORJA OLAZABAL IRUN.

La semana ha sido un tanto convulsa en el Club Deportivo Bidasoa por el anuncio de la renovación de Kauldi Odriozola por dos temporadas más. Noticia que en los últimos días lo ha tapado absolutamente todo. La continuidad del jugador de Zumaia es de lo mejor que le podía pasar a la entidad irundarra, pero una vez confirmada la firma, lo único que importa es el partido de esta tarde a partir de las ocho y media contra el colista de la Liga Asobal, el Zamora.

Teniendo en cuenta la altura del campeonato en la que estamos, lo que ha pasado en las últimas jornadas y lo que dice la clasificación, al equipo entrenado por Jacobo Cuétara no le vale otra cosa que no sea la victoria. Los de hoy son los dos primeros puntos imprescindibles de la temporada. Y es que no ganar en el pabellón Ángel Nieto abriría por primera vez la caja de los nervios.

El Bidasoa-Irun ha perdido los tres últimos partidos que ha disputado, ante el Ciudad Encantada, el Granollers y el Barça, y lo ha hecho en el momento en el que la clasificación ha empezado a romperse. En el momento en el que ha empezado a haber brecha entre la zona noble y los de abajo.

Los bidasotarras, que tras ganarle al Cangas estaban a solo tres puntos del tercer clasificado, se han quedado, a falta de un partido, a once. Es decir, tienen que estar mucho más pendientes de lo que viene por debajo, que no es demasiado. Los de Irun afrontan el partido de hoy como cuartos por la cola, con solo un punto de diferencia sobre el descenso, que lo marca el Puerto Sagunto con un partido más, y tres sobre el rival de esta tarde, el colista Zamora.

Los números no engañan y los de amarillo necesitan la victoria para poner tierra de por medio con la parte peligrosa de la clasificación y poder empezar a mirar, de nuevo, a la zona media alta de la tabla. Se acabó el tiempo de mirar el paso de las jornadas con cierta tranquilidad. Como dijo Jacobo Cuétara en la rueda de prensa previa al choque, ha llegado el momento de la verdad para el Bidasoa-Irun. Ahora ya no se puede fallar.

Con casi todos

Además, los bidasotarras afrontarán el encuentro ante el Zamora con casi todos los jugadores disponibles. La única baja segura es la de Jon Azkue, mientras que Markel Beltza, que no participó en los dos últimos partidos por un esguince de tobillo, ya está entrenando con el resto de sus compañeros.

El Bidasoa-Irun tiene las armas suficientes como para derrotar al Zamora de los exbidasotaras Ander Iriarte y Gastón Mouriño. Los Leo, Salinas, Ledo y compañía deben dar un paso al frente. Y, lógicamente, Kauldi debe seguir mandando a las tropas. Solo vale la victoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos