Soluciones para normalizar la vida

José Miguel Knörr y Maite Peña ante un vehículo con acceso adaptado presente en la feria. / F. DE LA HERA
José Miguel Knörr y Maite Peña ante un vehículo con acceso adaptado presente en la feria. / F. DE LA HERA

El Salón Sin Barreras reúne en Ficoba la oferta que empresas e instituciones dirigen a personas con algún tipo de discapacidad

IÑIGO MORONDO IRUN.

«Un porcentaje elevado de la población, en torno a un 10%, tiene algún tipo de discapacidad y debemos ser conscientes de que les asisten los mismos derechos que al resto a normalizar su vida». Es la idea que subyace tras la organización del Salón Sin Barreras, que celebra ayer y hoy, en Ficoba, su octava edición. «Este evento tiene que servir para dar un toque de atención a la sociedad en cuanto a esa realidad», explicaba José Miguel Knörr, el presidente de la sociedad Mash Media, organizadora del mismo. «También es el punto de encuentro entre las personas que demandan soluciones a sus necesidades, las instituciones que presentan diversos programas para ayudarlas y las empresas que, mediante sus departamentos de investigación, facilitan que esas personas accedan a servicios que les permitan llevar una vida normalizada en casa, en los accesos a los lugares, en los transportes...».

La Diputación Foral de Gipuzkoa es, junto a Gobierno Vasco y Ayuntamiento de Irun, una de las máximas impulsoras de este Salón Sin Barreras. «Es una gran oportunidad para conocer todos los servicios y prestaciones que hay en Gipuzkoa para que personas con diversidad funcional alcancen una inclusión social plena», explicó la diputada foral de Políticas Sociales, Maite Peña, que se acercó a primera hora a la feria «para poder visitar tranquilamente todos los stands y conocer la oferta de cada participante».

En compañía de Knörr, Peña tuvo la oportunidad de recibir información sobre algunas de las más recientes innovaciones en el sector. «Cada año hay cosas nuevas», aseguraba Knörr. «Materiales que reducen el peso de las sillas, novedosos sistemas de elevación... Este año tenemos una empresa guipuzcoana, Irisbond, que presenta un sistema de control de un ordenador mediante el iris», comentó.

Irrintzi Soluciones Adaptadas es «única en todo el Estado», aseguraba Mikel Vara, ingeniero de la empresa vizcaína. Su actividad se orienta tanto a adaptar los vehículos para que se puedan conducir con distinto tipos de discapacidad («y homologar esas adaptaciones, por supuesto») como a capacitar a los conductores «enseñándoles y ayudándoles a sacar el carnet para llevar ese vehículo concreto». Las necesidades son muy diferentes «y las empresas suministradoras, pocas y con una oferta limitada». Sin embargo, con trabajo «conseguimos soluciones para todo el mundo. Fuimos los primeros en Europa en adaptar un coche para que se condujera sólo con los pies». Es un sector en el que «se está avanzando muy rápido. Ya hay coches que se conducen con un joystick como el de una silla, pero es que estamos trabajando en coches que se conduzcan con el mismo joystick de la silla».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos