El Servicio de Jardinería incorpora vehículos eléctricos e híbridos

Sostenibilidad. Jara y Laborda en el vivero municipal con la furgoneta eléctrica; tras ella la carretilla elevadora, también eléctrica, y a la derecha de la imagen una de las dos camionetas híbridas.
/F. DE LA HERA
Sostenibilidad. Jara y Laborda en el vivero municipal con la furgoneta eléctrica; tras ella la carretilla elevadora, también eléctrica, y a la derecha de la imagen una de las dos camionetas híbridas. / F. DE LA HERA

La apuesta viene a reforzar una línea de trabajo en sostenibilidad que incluye abonos naturales, sistemas de riego eficiente y otros

IÑIGO MORONDO IRUN.

Los autobuses eléctricos que llegarán a la Línea 1 Zaisa-Hospital el año próximo han llamado la atención estos últimos meses. Pero la realidad es que no son la única apuesta en materia de movilidad sostenible que el Ayuntamiento de Irun ha llevado a cabo dentro de su flota de vehículos. En la Policía Local ya han tenido lugar algunas experiencias con el uso de bicicletas y de motos y coches eléctricos.

En este caso, le ha llegado el turno al Servicio Municipal de Jardinería. «Las zonas verdes de la ciudad se han ido ampliando (ya son más de 800.000 metros cuadrados) y hemos elaborado un Plan de Arbolado», recordó la delegada de Vía Pública, Cristina Laborda. «En ese contexto, hemos separado lo que antes era un único contrato de gestión en dos, uno de jardinería y otro de arbolado. En suma, esto ha supuesto pasar de 1,3 a 1,7 millones de euros de gasto anual», detalló. La cuestión es que en los nuevos pliegos «introdujimos algunas cláusulas medioambientales y, fruto de ellas, ahora estamos presentando estos nuevos vehículos». Son una furgoneta y una carretilla elevadora eléctricas y dos camionetas híbridas que usan gas licuado para su motor de combustión, «en la línea de actuación municipal de reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera». Laborda comentó que los nuevos vehículos «representan una jardinería cada vez más sostenible» y que contribuirán a reducir el ruido en la ciudad. «Porque hacen que la ciudad sea más amable, se han rotulado con la imagen de la campaña 'Irun me gusta'».

Al mismo tiempo que estos vehículos, el servicio ha incorporado también nuevos equipos de trabajo como «sopladores y cortasetos con batería», que al igual que ocurre con la furgoneta y las camionetas, «no sólo son más sostenibles, sino que, además, producen menor contaminación acústica», detalló Esteban Jara, responsable del Servicio de Jardinería del Ayuntamiento.

Las zonas verdes en Irun suman ya más de 800.000 metros cuadradosJardinería tiene ahora carretilla y furgoneta eléctricas y dos camionetas híbridas

Cristina Laborda quiso reseñar que «más allá de su valor ornamental, las zonas verdes de la ciudad tienen un valor medioambiental» y en consonancia con ese objetivo, «tratamos de hacer la jardinería municipal cada vez más sostenible. Llevamos años implantando medidas en esa línea», aseguró.

Jara se encargó de señalar algunas de las diferentes acciones que el departamento ha ido asumiendo. «Puede que hacia fuera no se note mucho porque el resultado son esas zonas verdes, más o menos bonitas, pero sí que desde hace años venimos trabajando para que la gestión sea más ecológica y sostenible». Puso como ejemplo varias de las medidas que tienen que ver con una gestión más eficiente del agua, como «el regado nocturno, los sistemas de riego por goteo y la telegestión del regadío con un control por internet que nos permite ser más precisos», una fórmula que, según añadió Laborda, el Ayuntamiento pretende ampliar a más zonas de la ciudad.

Por otro lado, Jara informó de que no se utilizan «productos químicos de ningún tipo y los abonos que empleamos son naturales, certificados para agricultura ecológica o jardinería ecológica». Cerrando ese círculo, los restos de poda se trasladan al Garbigune de Araso para que se puedan compostar. «Casi todos los productos que utilizamos son reciclados y, además, reutilizamos prácticamente todas las macetas de plástico con las que trabajamos en el invernadero. Tenemos una gestión diferenciada de las zonas verdes según su tipo para optimizar los recursos... Y muchas más cosas en la misma línea de sostenibilidad», afirmó Jara. «El objetivo es que podamos trasladar a las generaciones futuras este bien común de la misma manera en la que lo recibimos».

Más

Fotos

Vídeos