El servicio de Avisos, Quejas y Sugerencias registró el año pasado 4.447 entradas

Cristina Laborda y Pedro Alegre presentaron el balance del servicio de Quejas y Sugerencias./F. DE LA HERA
Cristina Laborda y Pedro Alegre presentaron el balance del servicio de Quejas y Sugerencias. / F. DE LA HERA

El tiempo medio de respuesta en 2017 fue de 4,75 días y el cierre del contenedor marrón, uno de los problemas que más quejas generó

MARÍA JOSÉ ATIENZAIRUN.

El servicio municipal de Avisos, Quejas y Sugerencias registró en 2017 un total de 4.447 entradas, cifra récord desde su creación y un incremento del 13,96% respecto al año anterior. En detalle, fueron 1.925 las entradas referentes a avisos y averías (43,29%) y 2.522 (56,71%) las correspondientes a quejas y sugerencias. La media mensual de entradas fue de 370 y la diaria, de entre 10 y 12.

Estos son algunos de los datos aportados por los delegados de Sociedad de la Información y Participación Ciudadana y de Vía Pública y Obras, Pedro Alegre y Cristina Laborda, respectivamente, en la presentación del balance de actividad del citado servicio municipal, «una herramienta muy útil para que la ciudadanía pueda trasladar a la administración cualquier opinión o problema que perciba en el funcionamiento de un servicio», explicó Pedro Alegre.

Tiempos de respuesta

A través de este canal, el Ayuntamiento también recibe quejas y sugerencias que pueden ser competencia de otros organismos o administraciones, «para lo que actuamos como intermediarios, con el fin de facilitar, en su caso, la resolución del problema lo antes posible», añadió el delegado de Participación Ciudadana. El número de avisos con destino a entidades externas al Ayuntamiento también creció el año pasado, situándose en 1.489, lo que se traduce en un incremento del 53,66% con respecto al 2016.

Pedro Alegre achacaba esta subida «al número de entradas relacionadas con el contenedor marrón y su sistema de apertura, que ha generado muchos avisos, que han sido trasladados a la Mancomunidad de Servicios de Txingudi».

Entre los temas que más entradas han generado, se encuentran los asuntos relativos a residuos urbanos y limpieza viaria (776 y 567, respectivamente); mantenimiento de parques y jardines (507) y obras en vía pública (242).

«Este servicio es una herramienta muy útil para trasladar a la administración cualquier problema» Pedro Alegre, Delegado de Participación Ciudadana

«Las partidas destinadas a mantenimiento de la vía pública han aumentado significativamente» Cristina Laborda, Delegada de Vía Pública y Obras

Otro de los aspectos que trata de mejorarse en cada ejercicio es el tiempo de respuesta por parte de la administración municipal a los avisos que llegan identificados. La media de contestación de 2017 fue de 4,75 días, la cifra más baja de los últimos años.

El servicio de Avisos, Quejas y Sugerencias, creado en 1997, tiene, en la actualidad, tres vías de entrada: Internet (www.irun.org), telefónica (010) y presencial (SAC). Pedro Alegre destacó el incremento del uso de Internet como canal de comunicación. De los 633 avisos recibidos en 2014 por Internet se ha pasado a 1.120 en 2017, casi el doble.

Una vez recibidos los avisos, quejas y sugerencias, son remitidos a las áreas u organismos correspondientes y el departamento de Vía Pública es uno de los destinos más habituales . «Actuamos cuanto antes allá donde nos sea posible para solventar problemas que pueden facilitar el día a día de los vecinos de Irun», explicó la delegada del área, Cristina Laborda. «Si bien es cierto que, en general, son actuaciones puntuales de pequeña envergadura, requieren su tiempo de ejecución y tenemos que contar con un presupuesto anual para poder estar preparados y afrontar estos trabajos rápidamente». Por este motivo, las partidas destinadas al mantenimiento y cuidado de vía pública, y en especial jardinería y arbolado, «han aumentado significativamente», añadió Cristina Laborda.

El gasto por habitante, que se calcula cada año en este departamento, en base al presupuesto del servicio municipal de Vía Pública (3.550.084 euros, en 2018), se ha situado en enero de este año en los 56,95 euros. En los últimos años, se ha ido manteniendo un incremento del gasto. Comparando con el año 2015, que fue de 50,84 euros por habitante, el aumento es de un 10%. Este dato «supone alcanzar y superar los niveles de gasto previos a la crisis económica», apuntó la delegada. En concepto de limpieza, la cantidad entre 2015 y 2018 ha aumentado en 259.376 euros (un 6%), reforzándose el servicio especialmente en los barrios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos