La secretaría técnica sigue trabajando para incorporar algún jugador

Javier Garrido y Eneko Eizmendi son dos de los nombres que están sobre la mesa

BORJA OLAZABAL IRUN.

La situación clasificatoria del Real Unión obliga a la secretaría técnica a reforzar el equipo en este mercado invernal. Eneko Romo, el máximo responsable de la faceta deportiva del club, lo tiene claro desde hace varias semanas y sigue buscando un jugador que se adecúe a las necesidades del Real Unión.

El gran problema es que fichar a mitad de temporada no suele ser fácil. Y es que los jugadores más interesantes son los que están teniendo minutos en sus respectivos equipos y los que más al alcance de la mano están, son otros que, o están teniendo pocas oportunidades o están sin equipo. Además, en la plantilla solo hay disponible una ficha para jugadores que no son sub-23.

Para completar ese plaza son dos los nombres que con más fuerza están sonando. El primero que se puso sobre la mesa fue el de Javier Garrido. El futbolista irundarra lleva toda la temporada entrenando con el equipo tras acabar su contrato en Chipre. Se trata de un jugador de banda izquierda y con una dilatada experiencia en las mejores ligas. Y es que Garrido ha jugado en Primera División, en la Premier y en el Calcio. Bien es cierto que lleva sin competir desde que acabó la liga chipriota, pero antes de viajar a la isla del Mediterráneo seguía jugando en Primera con Las Palmas.

La otra opción de un jugador mayor de veintitrés años es la de Eneko Eizmendi. El donostiarra, que se podría desenvolver en cualquiera de las posiciones ofensivas, ya jugó en el Real Unión en la temporada 15/16, en la que fue uno de los destacados con nueve goles. Tras su paso por Irun se marchó al Albacete y a mitad de temporada cambió tierras manchegas por Pontevedra. Este curso viste la camiseta del UCAM Murcia, con el que solo ha podido jugar cuatro partidos.

Las conversaciones con estos dos futbolistas son claras y están avanzadas, pero todavía no se han concretado. Solo podría llegar uno de los dos y Garrido, por el tiempo que lleva entrenando con los que serían compañeros de equipo, parece mejor posicionado, pero el de Irun podría tener propuestas de categoría superior y esta situación le abriría la puerta a Eizmendi.

Con el nombre del nuevo fichaje unionista en el aire, lo único seguro es que en la sesión de entrenamientos de ayer, participaron los mismos que la semana pasada. Es decir, por el momento, no hay caras nuevas en el vestuario que maneja José Luis Ribera.

Mirando al Sanse

La secretaría técnica del Real Unión no descarta incorporar dos jugadores, pero la intención es que el segundo llegara como cedido. En ese sentido, Eneko Romo no esconde que las relaciones con la Real Sociedad siguen siendo constantes y que interesan algunos de los jugadores que militan en su filial, el Sanse. Aunque también se reconoce desde Irun que estas opciones no son fáciles.

Nombres como los de Ugarte, Sanz, Muguruza o Capilla aparecen entre los pretendidos por el cuadro irundarra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos