Salvación con el agua al cuello

Los jugadores del conjunto irundarra han tenido pocos momentos de felicidad esta temporada. /  F. DE LA HERA
Los jugadores del conjunto irundarra han tenido pocos momentos de felicidad esta temporada. / F. DE LA HERA

El Real Unión logró el punto que necesitaba contra el Sporting de Gijón B y asegura la permanencia en una jornada en la que sus rivales no fallaron | Los unionistas saltaron al verde de Gal sabiendo que el Vitoria y el Izarra habían sumado y que no podían quedarse de vacío ante los de Mareo

BORJA OLAZABAL IRUN.

El Real Unión ha conseguido la permanencia en Segunda División B. Un logro que merece poco aplauso para un equipo acostumbrado a luchar por otros objetivos mucho más ambiciosos, pero un logro que permite respirar con tranquilidad después de una temporada para el olvido. Los irundarras han tenido que sufrir para mantener la categoría y no lo han conseguido hasta la penúltima jornada. Y no crean que lo hicieron con solvencia. A los hombres de José Luis Ribera les tocó sufrir hasta el último minuto de la semana 37 de competición.

El fin de semana se presentó de la siguiente manera para los de Irun: El Real Unión tenía 42 puntos y estaba en plena lucha por eludir el puesto de promoción de descenso con el Vitoria y el Izarra, a los que sacaba tres y cuatro puntos respectivamente. Las cuentas no eran complicadas, pero el calendario de los unionistas, sí. Los de Irun dependían de sí mismos, pero iban a tener como rival al Sporting B, que está luchando por el primer puesto. Una victoria les aseguraba la permanencia. Y dependiendo de lo que hicieran gasteiztarras y navarros, hasta sin sumar podían salvarse.

Jornada 37
Tudelano-Izarra 0-0
Lealtad-Vitoria 1-1
Real Unión
-Sporting B 1-1
Clasificación
1
Mirandés 73
2
Sporting B 72
3
Real Sociedad B 71
4
Bilbao Athletic 70
5
Racing de Santander 68
6
Barakaldo 60
7
Gernika 59
8
UD Logroñés 58
9
Tudelano 53
10
Burgos 51
11
Leioa 48
12
Arenas de Getxo 46
13
Amorebieta 44
Real Unión
43
15
CD Vitoria 40
16
Izarra 39
17
Peña Sport 35
18
Lealtad de Villaviciosa 28
19
Osasuna B 24
20
Caudal Deportivo 16

El problema llegó al conocer los resultados de Vitoria e Izarra. Los dos jugaron antes y los dos puntuaron. El Izarra empató el sábado contra el Tudelano (0-0) y el Vitoria el domingo al mediodía ante el Lealtad (1-1). Esto obligaba a los de Irun a lograr, al menos, un empate para seguir en Segunda B.

Lógica intranquilidad

Los resultados cosechados por el Real Unión a lo largo de la temporada no invitaban al optimismo. Por mucho que los txuribeltz jugaran en casa, fuera la penúltima jornada y estuviera la vida en juego, nadie confiaba al cien por cien en que el equipo fuera a sacar un resultado positivo. Y de no sacarlo, tocaría jugársela en El Sardinero en la última jornada. Un drama.

Pero el Real Unión no tuvo miedo. A los jugadores no les temblaron las piernas. Cuajaron un buen partido ante el filial de Mareo y sumaron el punto que necesitaban. Eso sí, tuvieron que sufrir hasta el último minuto en esta pesadilla que parecía no tener fin.

Y es que Mikel Orbegozo falló un penalti, luego Juan Domínguez marcó el 1-0, el Sporting B marcó a pocos minutos del final y todavía tuvo tiempo para colgar algún balón al área que hizo contener la respiración. Pero el colegiado dio por terminado el partido con el 1-1 en el marcador y la plantilla unionista pudo levantar los brazos

Con los 43 puntos a los que ha llegado el equipo de Irun, no habrá riesgo alguno para la última jornada. Por detrás quedan el Vitoria, con 40 y el golaveraje a favor de los irundarras, y el Izarra, que tiene 39 y ya nunca podrá alcanzar a los unionistas.

Así las cosas, el partido del sábado que viene en El Sardinero será totalmente intranscendente para los unionistas. Los que sí se jugarán mucho serán los racinguistas, que tras la derrota del domingo en Zubieta ante el Sanse se han quedado casi sin opciones de play-off.

En la parte alta de la clasificación, el Mirandés, el Sporting B y la Real Sociedad B ya tienen su plaza asegurada para luchar por el ascenso a Segunda División, pero el Racing y el Bilbao Athletic deberán esperar a la última jornada.

Los cántabros, que son quintos y están a dos puntos del filial rojiblanco, necesitan ganar y que su rival en la lucha por el cuarto puesto pierda en Lezama ante el Tudelano.

«Estamos muy contentos»

José Luis Ribera, una vez conseguida la permanencia, no esconde que «nos hemos quitado un peso muy grande de encima porque la situación se estaba complicando. Los resultados de nuestros rivales no nos estaban acompañando y el equipo, aunque estaba respondiendo bien, no acababa de ganar partidos. Contra el Sporting tampoco ganamos, pero como un punto era suficiente, estamos contentos por haberlo conseguido. El sufrimiento, al menos, ha servido para algo».

El entrenador también cuenta que «hemos vivido momentos de mucha responsabilidad y presión porque para el Real Unión, como club, es muy importante estar en Segunda B».

Preguntado por su futuro, explica que «estamos en un momento en el que lo que toca es estar tranquilos y disfrutar de que hemos conseguido la permanencia. Cuando llegue el día hablaré con la directiva, sin ningún tipo de problema. Yo he estado muy a gusto estos meses en Irun y lo único malo han sido los resultados».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos