Gipuzkoa contará en 2019 con una nueva residencia en Irun con 130 plazas

Visita institucional al centro Caser Residencial Betharram de Irun/
Visita institucional al centro Caser Residencial Betharram de Irun

El nuevo centro en Arbes contará además con 30 plazas de centro de día y otras 60 de apartamentos tutelados

Arantxa Aldaz
ARANTXA ALDAZ

Gipuzkoa contará en 2019 con una nueva residencia para personas mayores. Será un centro en el barrio de Arbes, en Irun, cuya construcción arrancará en el primer semestre de 2018 con el objetivo de estar lista para 2019. Así lo han anunciado este jueves el diputado general, Markel Olano, y la diputada de Política Social, Maite Peña, en una visita institucional al centro Caser Residencial Betharram de Irun, donde hay 119 plazas concertadas con la institución foral. El proyecto de Arbes figura junto con la futura residencia que se edificará en Pasaia como uno de los proyectos de mayor inversión del Departamento, dentro de la estrategia foral ante el reto del envejecimiento. Este plan, presentado en septiembre del año pasado, contempla crear 300 nuevas plazas residenciales y habilitar los dos centros mencionados, entre otras medidas. El objetivo es frenar las listas de espera para ingresar en un geriátrico, una cifra que ha ido en aumento desde 2008. En la actualidad, unas 900 personas se encuentran a la espera de plaza.

El futuro centro de Arbes contará con 130 plazas residenciales para personas mayores en situación de dependencia, de las cuales 20 conformarán una unidad psicogeriátrica. Dispondrá asimismo de 30 plazas de centro de día o servicio de atención diurna para mayores en situación de dependencia. También tendrá 60 plazas de apartamentos tutelados diseñados para su destino preferente a personas mayores con dependencia de grado 1, así como 26 plazas de apartamentos con apoyos para personas con discapacidad en situación de dependencia.

El nuevo centro de Arbes es fruto de la firma del convenio con el Ayuntamiento de Irun, que cede la parcela y financiará dichos apartamentos tutelados, que son de su competencia. Esta nueva residencia tendrá un servicio o centro de día para personas con discapacidad en situación de dependencia, y, si el proyecto definitivo lo permitiera, incluirá un centro para la promoción de la autonomía personal para personas con discapacidad o para otros usos de atención social que se acordasen entre ambas. El centro contará también con un aparcamiento subterráneo.

Se duplica el número de mayores 80 años

A día de hoy en Gipuzkoa las personas mayores de 80 años ya superan las 49.000, el doble que en el año 2000. Y en 2026 serán 56.000, es decir, casi 7.000 más que hoy en día. La diputada Maite Peña ha subrayado que “hemos elaborado una hoja de ruta para afrontar y liderar el reto del envejecimiento”. Y ha añadido que eso pasa por "apoyar aquellas medidas que tengan un enfoque preventivo, con objeto lograr un envejecimiento activo y que la atención a la dependencia contribuya realmente a la promoción de la autonomía personal".

"Sabemos que el 80% de las personas mayores quieren ser atendidas en su domicilio, y eso se ha convertido en un objetivo prioritario de esta Diputación. Con ese fin potenciamos y reforzamos todos aquellos servicios que hacen posible atender con calidad en el domicilio a nuestros mayores", ha indicado la diputada, recordando que el pasado martes la Diputación y los ayuntamientos del territorio "alcanzamos un acuerdo para financiar el servicio de ayuda domiciliaria al 50 %". A través de este servicio se atiende en sus casas a más de 4.800 personas con necesidad de cuidados.

Por último, y en referencia al envejecimiento de la población guipuzcoana, el diputado general ha señalado que en Gipuzkoa "estamos afrontando este reto con una estrategia integral", y que "con la habilitación de 300 nuevas plazas de manera progresiva hasta el fin de la legislatura, vamos a reducir la lista de espera de personas que han solicitado una plaza de residencia".

A fecha de hoy, ya se han abierto 141 nuevas plazas y este año está previsto abrir, como mínimo otras 68 plazas. En ese mismo contexto, la Diputación gastará este año casi 60 millones de euros en prestaciones económicas de la dependencia. Actualmente en Gipuzkoa 16.000 personas perciben prestaciones de dependencia, 1.500 acuden a centros de día, 715 realizan estancias temporales y 2.800 se benefician de productos de apoyo y reformas en los domicilios. En contraste con las 6.000 que son atendidas anualmente en los centros residenciales de nuestro territorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos