Reconocimiento al comercio singular

Representantes de los establecimientos, del Ayuntamiento y de la Federación Mercantil, ayer en la sala Puerto del Museo Oiasso. /  F. DE LA HERA
Representantes de los establecimientos, del Ayuntamiento y de la Federación Mercantil, ayer en la sala Puerto del Museo Oiasso. / F. DE LA HERA

Siete establecimientos de Irun recibieron ayer en Oiasso el distintivo que conceden la Federación Mercantil de Gipuzkoa y la Diputación Foral

JOANA OCHOTECO IRUN.

Nanas, Auditek, Nekane, Olalla Lencería, Vinoteca Mendibil, Papperino y Orlegi han sido acreditados como 'Singular dendak', comercios que ofrecen un valor que les diferencia. La Federación Mercantil de Gipuzkoa y la Diputación Foral, con la colaboración del Ayuntamiento, conceden estos distintivos que representantes de los comercios recogieron ayer durante un acto celebrado en el Museo Oiasso.

Estos siete comercios iruneses forman parte de un conjunto de 77 establecimientos guipuzcoanos que ya han sido reconocidos a través del programa 'Singular dendak'. «Agradecemos y reconocemos a todos ellos que trabajan valores como la cercanía, proximidad, calidad, poner a los clientes en el centro de sus decisiones y una inquietud permanente por mejorar y adaptarse a los cambios y necesidades del entorno», explicó Maite Valmaseda, directora de la Federación Mercantil de Gipuzkoa.

Desde que se presentase la iniciativa 'Singular dendak', en marzo, los comercios han llevado a cabo «una serie de acciones de mejora», y recibieron la visita de «un 'cliente misterioso'». Los comerciantes no sabían que en realidad era una consultora «que realizó una compra como si fuera un cliente más». Ese 'cliente misterioso' valoró «los gestos, respuestas, calidez y, en general, la buena experiencia» que vivió en el establecimiento. Esta acción permitió también detectar posibles «áreas de mejora». Los comercios «han trabajado a tope durante estos meses, se nota y los clientes lo están valorando. Ese es el camino», afirmó Maite Valmaseda.

«Entusiasmo e ilusión»

Yon Gallardo, que recibió el distintivo 'Singular dendak' en nombre de la heladería Papperino, confirmó que participar en este proceso «ha sido divertido y muy, muy interesante». Haber recibido el reconocimiento «es un subidón de adrenalina que viene muy bien. Es entusiasmo e ilusión, y te ayuda a seguir trabajando».

El delegado de Impulso de Ciudad, Miguel Ángel Páez, destacó «el trabajo en común y la colaboración» de esta iniciativa, este distintivo marca una diferencia, y supone también un acicate para que otros comercios se incorporen a estas dinámicas de formación, de profesionalización y de singularidad. 'Singular dendak' reconoce a aquellos establecimientos que están apostando por tener un proyecto de futuro como comercio urbano», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos