El Real Unión tiene un presupuesto de más de dos millones de euros

El club unionista no destituía a un entrenador desde la temporada 2011-202.
/F. DE LA HERA
El club unionista no destituía a un entrenador desde la temporada 2011-202. / F. DE LA HERA

La cantidad aprobada para la presente temporada casi duplica a la de la anterior Se ha vuelto a limar la deuda y se espera dejarla en un millón en 2018

B.O. IRUN.

No es novedad que el consejo de administración del Real Unión supere sin problemas esos exámenes a la gestión que suelen suponer las Asambleas Generales de Accionistas. Rara vez se ha visto el consejo sometido a presión por parte de su accionariado y ayer tampoco tuvo problemas para sacar adelante todo lo que puso sobre la mesa. Ni las cuentas del año pasado ni lo presupuestado para la presente campaña. Todo fue aprobado por mayoría absoluta.

Como en cada Junta de Accionistas, y más en el caso del Real Unión Club, los puntos más importantes fueron los relacionados con lo económico. Los consejeros del conjunto irundarra se mostraron más que satisfechos con los números que cantaron, y es que fueron más que positivos.

Sorprendieron Ricardo García y su equipo con el presupuesto presentado para el ejercicio 2017-2018, que casi duplica el de la pasada campaña. Y es que asciende a 2.092.512 euros y se pretende utilizar la mitad, 1.000.818, para seguir quitando deuda. Para el área deportiva se destinan 705.618 y el gran aumento viene dado por unos ingresos extraordinarios con los que no se ha contado en las últimas campañas.

De esos ingresos extraordinarios se explicó que el Ayuntamiento de Irun y la Diputación ponen 120.000 euros, la Real Sociedad 290.000 y la Fundación Kutxabank 120.000. Además, el club va a ingresar entre 120.000 y 132.000 en concepto derechos de formación gracias al traspaso de Yuri Berchiche de la Real Sociedad al Paris Sant Germain. Esto ha provocado un añadido de 680.000 euros con el que el Real Unión ha podido solventar la deuda con los acreedores.

En los últimos años el objetivo principal ha sido reducir una deuda que la temporada pasada seguía ascendiendo a los 2,3 millones de euros, pero después del último ejercicio y de lo presupuesto para el próximo, a 30 de junio del 2018 está previsto que se quede en un millón.

Del curso 16/17 se cantaron unos ingresos de 1.224.818 euros y unos gastos 1.014.630, con lo que el Real Unión ha conseguido superávit de 210.088 euros. El club, siguiendo con su plan de viabilidad, ha mantenido la tendencia de las últimas campañas, en las que poco a poco ha ido limando euros a la deuda. En el ejercicio 15/16 también se consiguieron más de 200.000 euros de beneficio.

Teniendo en cuenta lo presupuesto por el consejo, y confiando en que se cumpla con lo explicado, la única pega llegaría en el apartado deportivo. El Real Unión ha cerrado la primera vuelta en el puesto de promoción de descenso y con cambio de entrenador, el que se hizo hace tres semanas. Asier Santana fue destituido, aunque este movimiento no le ha costado un euro al club porque su ficha la paga la Real Sociedad, y ha llegado José Luis Ribera.

Ricardo García no echaba a un entrenador desde el año posterior al descenso de Segunda División, en la temporada 11/12, cuando cesó a Álvaro Cervera al término de la primera vuelta.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos