El Real Unión ha perdido los dos partidos en los que ha encajado gol

Estrada en un lance del partido de la segunda jornada en el Stadium Gal. / F. DE LA HERA

El equipo entrenado por Asier Santana es octavo con nueve puntos tras la disputa de cinco jornadas del campeonato liguero Los unionistas cayeron 2-0 en su visita al Barakaldo

BORJA OLAZABAL IRUN.

Al Real Unión le cuesta un mundo marcar gol. Es una evidencia. Lo dicen los números. Lo dicen las estadísticas. Los hombres entrenados por Asier Santana solo han conseguido marcar tres goles en cinco jornadas y esta tendencia goleadora se puede convertir en un problema. Y no se le puede echar la culpa de esta situación solo a los delanteros del equipo, porque a hombres como Jorge Galán y Mikel Orbegozo, no les falta gol. Da la sensación de que el problema es colectivo. El Real Unión llega poco a situaciones ofensivas y, por consecuencia, marca poco.

Con Galán, Domínguez y Orbegozo como únicos goleadores, los de Irun solo superan en esta clasificación a tres equipos. El colista Peña Sport y el Caudal Deportivo, que es decimoquinto, solo han marcado un tanto, mientras que el Izarra, penúltimo clasificado, ha conseguido dos. Osasuna Promesas, en puestos de descenso, está empatado con los unionistas.

Pero no ver puerta no es el único de los problemas. De hecho, los dos primeros clasificados no se están mostrando muy duchos en estas lides. El Mirandés, que es el líder, solo ha marcado cinco goles y el Burgos, segundo clasificado, cuatro. Pero los de Miranda no han recibido ninguno y los burgaleses solo uno.

La importancia de dejar la puerta a cero es capital, de hecho, el cuadro txuribeltz ha ganado los tres partidos en los que Otaño no ha recibido ningún gol, pero cada vez que el equipo rival ha conseguido adelantarse en el marcador, los de Irun no han podido siquiera empatar.

Sucedió en la visita a Lezama, donde el Real Unión cayó 4-0, y también en el partido del domingo en Lasesarre contra el Barakaldo. El conjunto fabril se adelantó al poco de comenzar la segunda parte y sentenció en el tiempo añadido para dejar el 2-0 en el marcador como resultado final.

Los unionistas tienen que afinar su puntería, ya que no siempre se va a poder dejar al rival a cero. Y ganar o sumar puntos cuando se encaja algún gol, también es fundamental para estar en la parte alta de la clasificación.

Media tabla

Tras la disputa de cinco jornadas, el Real Unión se ha colocado en la zona media de la clasificación. Los irundarras han conseguido ganar tres partidos y han perdido dos. Con los nueve puntos cosechados, ocupan la octava posición en la tabla.

Mirar hacia arriba es lo que siempre gusta y los de Irun pueden hacerlo, ya que tienen tres equipos por delante con los que están empatados a puntos. El Racing de Santander es séptimo, la Real Sociedad B sexta y el Tudelano quinto.

La zona de play-off la marca el Logroñés, que tiene un punto más que el Real Unión y es cuarto. Doce puntos tiene el Sporting de Gijón B, tercero, y trece los que por el momento son los gallos del grupo segundo. El Burgos es segundo y el Mirandés el líder.

La desventaja de los txuribeltz con el primer clasificado es ya de cuatro puntos, aunque el equipo sigue cerca de la zona noble de la clasificación.

Vuelta a Gal

El Real Unión, tras la derrota en Barakaldo, volverá el domingo que viene al Stadium Gal. A partir de las cinco de la tarde recibirá al Amorebieta, que es tercero por la cola.

Fotos

Vídeos