El Real Unión no deja un buen recuerdo

Santana fue cesado. /  DE LA HERA
Santana fue cesado. / DE LA HERA

Los txuribeltz cierran 2017 en el puesto de promoción de descenso y con el cese de Asier Santana a la espalda

B.O. IRUN.

Los años deportivos no solo se recuerdan por las grandes hazañas o los grandes éxitos cosechados por deportistas o equipos. También se puede entrar en el libro de los recuerdos por hacer las cosas mal. Es lo que le ha pasado al Real Unión en este 2017.

Los unionistas empezaron a caer en picado al término de la pasada campaña y no han conseguido detener el rumbo. De hecho, los de Irun han cerrado el año en el puesto de promoción de descenso a Tercera División tras acumular siete jornadas sin ganar.

En medio de esta mala racha la directiva unionista decidión prescindir de los servicios de Asier Santana, al que destituyó tras la derrota en Gernika en la jornada dieciséis. Su lugar lo ha ocupado José Luis Ribera.

El Real Unión no echaba a un entrenador desde el año 2010, cuando cambió a Álvaro Cervera por Miguel Sola.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos