El proyecto de alojamientos dotacionales en Oinaurre aumenta la cifra de apartamentos

El delegado Xabier Iridoy anunció las novedades junto a la parcela destinada a las viviendas. / F. DE LA HERA

El plan parcial del ámbito se modificará para elevar el número de viviendas de alquiler que se edificarán, según anunció ayer el delegado Xabier Iridoy

JOANA OCHOTECOIRUN.

El proyecto de alojamientos dotacionales en régimen de alquiler para jóvenes en Oinaurre ha experimentado modificaciones que permitirán aumentar el número de viviendas que se construirán hasta un total de 34. El delegado de Urbanismo y Vivienda, Xabier Iridoy, anunció ayer las novedades que se introducirán en el plan.

«El proyecto básico de edificación tiene un objetivo claro de optimizar y maximizar el número de apartamentos que se construirán», explicó Iridoy. Pero para ello «necesitamos modificar el plan parcial del ámbito de Oinaurre que está actualmente en vigor». El delegado recordó que este proyecto «arrancó en 2016», cuando «Irunvi sacó a concurso la redacción del proyecto básico de edificación y, en su caso, también el de edificación, con una previsión de que pudieran construirse cerca de 30 apartamentos para jóvenes». El pasado marzo «Irunvi adjudicó la redacción del proyecto básico de edificación», con el objetivo «de que el número de apartamentos sea el máximo posible», para así «dar respuesta de la mejor manera posible a la demanda de la juventud irundarra», explicó Xabier Iridoy.

La Cifra

34
será el número de apartamentos dotacionales que se construirán en Oinaurre, en la calle Jostun.
Para jóvenes
Los solicitantes de las viviendas deberán tener menos de 35 años y el alquiler de cada una será para un plazo máximo de 5 años.
De una o dos habitaciones
Treinta de los apartamentos tendrán un dormitorio y una superficie útil de entre 40 y 45 m2, dos tendrán dos dormitorios y 56 m2 y las dos restantes serán viviendas adaptadas.
Aparcamientos
El edificio contempla 26 plazas de aparcamiento para coches y 8 para motos en la planta subterránea.

Gestión del Gobierno Vasco

Previsiblemente, será en septiembre cuando la modificación del plan parcial de Oinaurre se lleve a pleno. Su aprobación permitiría «incrementar el número de apartamentos», y también «ampliar la alineación del edificio; concretamente, se ampliaría en «tres metros y medio en la parte Este», señaló el delegado de Urbanismo.

El futuro inmueble de apartamentos para jóvenes quedaría configurado de la siguiente manera: contará con una planta subterránea, en la que se ejecutarán 26 plazas de aparcamiento para coches y 8 para motos; y una planta baja, tres plantas y un ático en los que se distribuirán las viviendas. En cuanto a su tipología, treinta de los apartamentos serán de una habitación, con una superficie de entre 40 y 45 m2. Los otros cuatro tendrán aproximadamente 56 m2: dos de ellos contarán con dos dormitorios y los otros dos serán de tipo adaptado. Todos los apartamentos contarán con un balcón o terraza. Además, «también se contempla que en el exterior, en una zona común y privada de la parcela, haya un aparcamiento cubierto para bicicletas».

Xabier Iridoy explicó que el proyecto básico se enviará al Gobierno Vasco «para que acordemos qué fórmula vamos a emplear para construir estos alojamientos. En la reunión que mantuvimos en junio barajamos dos posibles alternativas», señaló el delegado. Una de ellas es «la subvención», mediante la que el Gobierno Vasco otorgaría al Ayuntamiento la cuantía económica necesaria para que el consistorio construyese el edificio. La otra modalidad posible sería «la firma de un convenio», en el que quedaría establecido que el Ayuntamiento cedería la parcela al Gobierno Vasco y éste se encargaría de construir las viviendas. Esta última fórmula es la que se ha utilizado en los apartamentos del ámbito Alberto Larzabal. «En cualquier caso», concretó Xabier Iridoy, «la gestión de los alquileres de los alojamientos corresponderá al Gobierno Vasco».

Como recordó el delegado de Urbanismo, los solicitantes de estos apartamentos deberán ser jóvenes menores de 35 años. «Lo que se pretende es fomentar la rotación», por lo que los alquileres se concederán por un plazo máximo de cinco años.

Con la construcción de este equipamiento residencial se pretende que «desde las instituciones públicas, y desde el Ayuntamiento en este caso, facilitemos que la juventud irundarra pueda emanciparse y desarrollar su propio proyecto vital», concluyó el delegado de Urbanismo.

Temas

Irun

Fotos

Vídeos