Con la primera gran tarde de Rodrigo Salinas llegó el primer triunfo

Rodrigo Salinas marcó ocho goles en el partido contra el Benidorm. /  F. DE LA HERA
Rodrigo Salinas marcó ocho goles en el partido contra el Benidorm. / F. DE LA HERA

El lateral chileno, con ocho goles, y Jon Azkue, con siete, fueron clave en la suma de dos puntos que permiten dejar atrás el farolillo rojoEl Bidasoa-Irun estrenó su casillero ganándole al Benidorm 24-27

BORJA OLAZABAL IRUN.

Ya está. El Bidasoa-Irun ya lo ha hecho. Ha conseguido su primera victoria de la temporada. Ha colocado en su casillero sus primeros dos puntos. Ha logrado abandonar el farolillo rojo de la Liga Asobal. Y, lo más importante, se ha quitado de encima una mochila que se empezaba a cargar con demasiada presión. Después de un comienzo de temporada con malos resultados, tres derrotas en tres encuentros, los de amarillo asaltaron el pabellón del Benidorm (24-27) y pueden empezar a mirar a la competición con otros ojos.

La clasificación ya no coloca al equipo de Irun en la última posición tras los dos puntos sumados en tierras alicantinas. El Bidasoa es decimotercero y tiene por detrás, con los mismos puntos, al Puerto Sagunto y al Balonmano Logroño, además de al colista Zamora, que solo ha sumado uno. También tiene dos puntos el Cangas, que es decimosegundo. Y de ahí al sexto puesto, que está en manos del Guadalajara, solo hay otros dos puntos de diferencia.

Los irundarras podrían haber logrado una victoria más en este primer mes de competición, pero lo cierto es que lo conseguido hasta ahora entra dentro de la lógica. El único tropiezo de verdad fue el de la primera jornada ante el Huesca en Artaleku, pero sumar lejos de casa también es muy complicado y los de Irun ya lo han conseguido.

Apareció Salinas

Uno de los grandes fichajes de esta temporada ha sido el de Rodrigo Salinas, un jugador que debe ser importante. Se lesionó en la primera jugada de la temporada contra el Huesca, acabó el partido forzando y se perdió los dos siguientes. El sábado en Benidorm volvió a aparecer y fue vital en la victoria de los irundarras.

El chileno llevó el peso ofensivo del Bidasoa y fue el máximo goleador del partido con ocho tantos. Además, lo hizo con un gran porcentaje de acierto. Salinas lanzó once veces a puerta, por lo que su efectividad fue del 72%. Ninguno de sus goles llegó desde los siete metros.

La actuación de Salinas no fue la única destacable. También sobresalió Jon Azkue, que manejo a la perfección al equipo y estuvo muy acertado de cara a gol. El oriotarra hizo siete tantos con un 77% de acierto y tampoco lanzó ningún penalti.

El ataque bidasotarra no fue lo único que resultó en Benidorm. Los de Jacobo Cuétara también funcionaron defensivamente y solo encajaron veinticuatro goles. Y recibiendo esa cantidad de tantos, es mucho más fácil ganar partidos.

Al contrario que en las tres primeras jornadas, el encargado de ocupar la portería fue Asier Zubiria. El capitán bidasotarra detuvo trece balones (35%). Xoan Ledo saltó a la cancha para una acción, intentar detener un siete metros, una de sus especialidades. El gallego acertó y lo paró.

Txaranga en Artaleku

El Bidasoa-Irun afrontará su próximo encuentro el sábado que viene en Artaleku. El partido comenzará a las cinco de la tarde y el rival será el Balonmano Logroño. A priori un rival complicado, pero lo cierto es que los riojanos no han comenzado nada bien la temporada. A pesar de haber perdido a su patrocinador principal, siguen contando con una plantilla de garantías, pero solo han ganado un partido y perdido tres.

Puede ser un buen momento para ganar a los riojanos y el club de Irun quiere que Artaleku presente sus mejores galas. Para ayudar a crear un buen ambiente, y patrocinado por la empresa Forest Pioneer, la txaranga Gauerdi pondrá la música en el pabellón y habrá kalejira.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos